El etiquetado frontal de advertencia podría desaparecer si el próximo 9 de noviembre, la Suprema Corte de Justicia de la Nación vota a favor del amparo que interpusieron las grandes corporaciones en contra de este proyecto impulsado para empoderar a los consumidores con la información de los productos. 

Empresas como Coca-Cola, Santa Clara, Mondelez, Del Fruto, ésta última siendo responsable del último amparo interpuesto en la SCJN, buscan eliminar el etiquetado frontal de advertencia de sus productos alegando que éstos están siendo estigmatizados y discriminados. 

El etiquetado frontal de advertencia es una política de salud pública implementada hace dos años para productos preenvasados con la intención de brindar mayor información a los consumidores respecto de los alimentos y bebidas que consumen, al mismo tiempo que se contribuye a la reducción de enfermedades y muertes asociadas al sobrepeso y la obesidad.

Etiquetado frontal obligó a reformular el 56% de productos preenvasados 

Desde el  1 octubre de 2020, todos los productos preenvasados que excedan la cantidad de azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas trans y calorías, tienen al frente de sus empaques dicho etiquetado.

(Foto: Especial)

La medida se aprobó como parte de las políticas públicas que buscan reducir el alto consumo de productos ultraprocesados, con excesos de estos ingredientes, asociado con el aumento de casos de obesidad y enfermedades crónicas en el país.

En este tiempo, el impacto del etiquetado llevó a la reformulación del 56% de los productos de la industria, en los cuales se disminuyó la cantidad de azúcares, grasas, sodio y/o calorías, de acuerdo con información de la Alianza por la Salud Alimentaria. Destaca la reducción del 26% al 17% de edulcorantes. 

Si el amparo interpuesto por la empresa Del Fruto sigue adelante, se podría rechazar o modificar la actual política de salud pública, explica Javier Zúñiga, coordinador legal de El Poder del Consumidor

(Foto: Cuartoscuro/ Mario Jasso)

La OMS respalda el etiquetado frontal que está en riesgo de desaparecer

Por ello, las asociaciones civiles de la Alianza por la Salud AlimentariaEl poder del Consumidor, instan a los ministros y las ministras a retomar la postura del proyecto de la ministra Yasmín Esquivel, además de que se les pide que escuchen y consideren las recomendaciones que las agencias internacionales y el sector académico, en contraposición con los argumentos de las industrias, cuyo único interés es su beneficio económico, señaló Zúñiga. 

Agregó que parte del trabajo de los y las ministras es garantizar las obligaciones del estado mexicano sobre el derecho a la salud y la información, dado que la propia Organización Mundial de la Salud destacó la importancia del etiquetado frontal para combatir la epidemia de sobrepeso y obesidad en el país. 

Asimismo, se hace un llamado urgente para que los ministros y ministras, en su próxima resolución del amparo protejan el etiquetado de los intereses comerciales de las grande industrias, pues éste fue aprobado bajo la revisión de la mejor evidencia científica disponible y el cual ha servido para que la mexicanos y mexicanas tengan información clara y sencilla sobre lo que están consumiendo. 

(Foto: Cuartoscuro/ Rogelio Morales Ponce)

77% de los mexicanos aprueba el etiquetado frontal 

La sociedad civil tampoco está de acuerdo con la eliminación del etiquetado frontal, de acuerdo con datos de una encuesta realizada entre 2020 y 221, en  la cual se encontró que existe un 77% de aprobación en la población general, siendo aún más alta entre los padres y las madres de familia (80%). 

La doctora Alejandra Contreras afirmó que “los resultados a corto y mediano plazo de diversos estudios realizaron por el Instituto Nacional de Salud Pública son consistentes entre sí mostrando que el etiquetado frontal de advertencia es aprobado por más del 77%, comprendido por el 58-80% de las personas y usado por el 40- 66% de la población mexicana. 

SIGUE LEYENDO: