El pavo es un alimento que no falta en las fiestas de fin de año, pero es importante prepararlo correctamente para aprovechar sus propiedades y eso empieza desde que lo descongelamos. Toma nota de los pasos para descongelar el pavo correctamente. 

Descongelar bien el pavo es un paso indispensable para mantener su sabor, evitar algún tipo de contaminación y obtener todos sus nutrientes

¿Cómo descongelar el pavo correctamente?

La carne de pavo es muy nutritiva, según un artículo de la BBC Mundo, es fuente de proteínas, vitaminas del grupo del complejo B y ácido fólico, así como minerales como el fósforo, potasio, magnesio, hierro y zinc. 

(Foto: Canva) 

Pero para conservar su sabor y nutrientes, estos son los pasos para descongelar un pavo de forma adecuada: 

  • En cuanto lo compres asegúrate de refrigerarlo para que se mantenga en buen estado.
  • Una vez que se acerque la fecha de prepararlo, debes comenzar con el adecuado descongelamiento. Se recomienda iniciar el proceso al menos 2 días antes.
  • No sumerjas el pavo en agua caliente para descongelarlo ni tampoco lo dejes a temperatura ambiente, pues esto solo altera sus valores nutritivos así como su sabor y color. Además hay más riesgo de que se contamine con bacterias dañinas.
  • No le quites el empaque para descongelarlo. 
  • Lo ideal es pasar el pavo del congelador al refrigerador, ya que esto permite una temperatura constante y mantiene la humedad. Se recomienda colocarlo en la repisa más baja del refrigerador.
  • Toma en cuenta que el tiempo que tarda en descongelarse es de entre 4 horas por kilo.  
  • Una vez que el pavo está descongelado, no es ideal volver a congelarlo, sino preparar toda la carne y guardarla ya cocinada. 
  • Antes de prepararlo, retira la menudencia y las patas al interior del pavo.
  • Un análisis de la Universidad de Illinois concluye que el agua fría es un método seguro para descongelar. Sumerge el ave sin quitar la envoltura en un lavadero o recipiente profundo con agua fría. Cambia el agua cada 30 minutos para mantenerla fría. 
  • Puedes usar el microondas si es lo suficientemente grande, aunque hay riesgo de que no se descongele uniformemente.

Si realizas estos pasos, es probable que la cocción de tu pavo sea la ideal para obtener una carne más jugosa y rica, además de aprovechar al máximo sus propiedades nutritivas.

¿Qué beneficios aporta la carne de pavo?

Comer carne de pavo es una excelente opción para las cenas de Navidad y Año Nuevo, ya que es un alimento con muchos nutrientes y beneficios para la salud, entre los que destacan: 

  • Poca grasa, por lo que es ideal para mantener un peso saludable 
  • Aporta hierro, así que se recomienda en la dieta de personas con anemia
  • Niños y personas mayores pueden comerlo sin problema porque es fácil de digerir 
  • Contiene abundante agua, por lo que favorece la hidratación de la piel 
  • Estimula el sistema inmunológico 
  • Por sus nutrientes ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares
  • Mantiene los huesos, uñas, cabello y músculos saludables 
  • Las personas con gota o ácido úrico alto pueden consumirlo sin problema 

(Foto: Canva) 

La chef venezolana Mariana Beroes aconseja preparar el pavo cuidando que la pechuga no quede muy seca o los muslos demasiado suaves. De hecho, destaca que lo mejor es prepararlo por piezas, porque cada una tiene tiempos distintos de cocinarse.

Además, destaca que se debe marinar entre 8 y 12 horas antes de cocinarlo y para ello, debe estar completamente descongelado.

¿Cómo marinar el pavo?

Un tip que comparte la experta es sumergir el ave en agua con sal, ya que así absorbe el agua y queda jugoso y con sabor. Se recomienda usar ¼ de taza de sal por cada 8 tazas de agua. 

(Foto: Canva) 

La chef Beroes destaca que los mejores ingredientes para marinar el pavo son la mantequilla, el ajo triturado, sal, pimienta, mostaza y orégano, que se deben mezclar para hacer una especie de crema con la que se debe bañar al pavo

Al cocinarlo, debemos bañar con el mismo jugo del pavo cada 45 minutos para mantenerlo hidratado. Si lo deseas, también puedes usar caldo o un vino. Por cada kilo de pavo, son 30 minutos de cocción, así que tómalo en cuenta.

Una vez que esté listo, hay que cubrirlo con papel aluminio y dejarlo reposar al menos 25 minutos para resaltar los sabores y evitar que se pierda su jugo.

¡Buen provecho! Que disfrutes estas fiestas en compañía de tus seres queridos. 

(Con información de Universidad de Illinois, BBC Mundo, Actualidad Avipecuaria)