Se dice que el pan es el peor enemigo cuando se busca bajar de peso, pero lo cierto es que existen opciones que lejos de afectarnos, pueden ser un aliado, como es el caso del pan de centeno. Conoce cómo puedes aprovechar sus beneficios para conseguir la figura que quieres.

Lo primero que debes tomar en cuenta es que no basta comer un pan más saludable para bajar de peso, sino que se deben tener una serie de hábitos positivos que nos lleven a un verdadero cambio a largo plazo, como hacer ejercicio y comer más frutas y verduras. 

Elegir un pan más saludable es solo una parte, pero saber exactamente cuál es el mejor puede ser de gran ayuda. Sigue leyendo para conocer todo al respecto.

Pan de centeno ¿es bueno para adelgazar?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el pan de centeno, que es de color oscuro, textura esponjosa y con un sabor más amargo que el pan blanco, es una excelente opción nutricional.

(Foto: Pexels) 

Esto se debe principalmente a que cuenta con un nivel de procesamiento inferior y tiene más fibra, lo que tiene impacto en el nivel de glucosa, reduciendo los picos y evitando problemas metabólicos, como la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2.

Si lo que se busca es bajar de peso, este pan funciona muy bien ya que, de acuerdo con el portal especializado Mejor con Salud, su alto contenido de fibra estimula la sensación de saciedad. Por cada 100 gramos de pan de centeno, obtenemos lo siguiente:

  • 6 g de fibra
  • 259 kcal 
  • 3,9 g de azúcares
  • 0 mg de colesterol
  • 0,6 g de grasas saturadas
  • 3,3 g de grasas

Es importante resaltar que el pan de centeno es rico en hidratos de carbono complejos, es decir, que son de liberación lenta, ayudando a mantener los niveles de azúcar en sangre estables, especialmente en las personas con diabetes.  

La fibra, además de dar saciedad, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a prevenir problemas como el estreñimiento.

Las bacterias en el tubo digestivo también se benefician de la cantidad de fibra del pan de centeno, lo que mejora la salud de la microbiota y reduce las alteraciones digestivas, según un estudio de la revista Alimentary Pharmacology & Therapeutics.

¿Basta comer pan de centeno para bajar de peso?

Desde luego que no, ya que aunque puede ayudar a mejorar la saciedad y a facilitar la digestión para no estar inflamados, no nos hará perder peso mágicamente, pues se requiere un plan de alimentación saludable con frutas, verduras, legumbres, cereales y grasas saludables, además de ejercicio regular. 

(Foto: Pexels) 

Asimismo, resulta fundamental tener un descanso adecuado, asegurándonos de dormir entre 7 y 8 horas cada noche.

Así que ya lo sabes, si usas el pan como tu principal fuente de carbohidratos y energía, lo mejor es que elijas opciones saludables como el pan de centeno en lugar del pan blanco, acompañado de un estilo de vida saludable, con la supervisión de un experto en nutrición.

(Con información de Mejor con Salud, La Vanguardia) 

Para aprender más de...Los beneficios de comer tortillas

Las tortillas: cultura y salud.
Las tortillas, sean de maíz o de harina, son un alimento que forma parte de la cultura gastronómica de México, ya que no solo son un símbolo internacionalmente reconocido de esta, también son parte importante e indispensable de muchos platillos y preparaciones. Pero eso no es todo: las tortillas contribuyen a nuestra salud de diferentes maneras, ya que pueden aportar nutrientes que ayudan a nuestro cuerpo.
Aportan vitaminas y nutrientes.
Las tortillas de maíz, reportan Health Line y Fundación UNAM, pueden aportar múltiples vitaminas (como la A, C, D, E, B1 y B2), así como potasio, magnesio, niacina, fibra y calcio. Por su parte, las tortillas de harina pueden aportar fundamentalmente hierro, dependiendo de la harina con que se realicen.
Contribuyen a tener músculos sanos.
El aporte de hierro es considerado beneficioso para la salud, ya que este puede contribuir a que la sangre se oxigene mejor, principalmente los músculos, lo que implicaría que se encontrarían en el mejor estado y más sanos, por lo que, explica Health Line, las tortillas de hierro podrían ser buenas para ello.
Ayudan a cuidar los huesos y los dientes.
Debido a la combinación de vitaminas, y al aporte de calcio que otorgan (aproximadamente el 50% de la cantidad diaria recomendada), dice Fundación UNAM, las tortillas de maíz pueden contribuir a tener huesos más fuertes; además, se pueden prevenir las caries y problemas dentales.
Pueden beneficiar a la digestión.
Los alimentos integrales o de granos enteros, como lo son las tortillas de maíz, pueden ofrecer un aporte importante de fibra, lo que contribuiría a mejorar la salud digestiva, evitando así problemas como el estreñimiento, ya que facilitaría el proceso de la digestión, explica Cliki Salud.