¿Padeces una enfermedad autoinmune? Es importante que cuides tu alimentación, pues puede hacer una diferencia en tu salud, por ello, enlistamos lo que debes comer (y lo que no tanto) cuando tienes un problema de este tipo. 

El sito especializado MedlinePlus señala que cuando se tiene una enfermedad autoinmune, el sistema inmunitario ataca por error las células sanas de los órganos y tejidos.

Existen más de 80 tipos de enfermedades autoinmunes, como la alopecia areata, la diabetes tipo 1, la psoriasis, el hipotiroidismo y la artritis reumatoide. Hasta ahora no se conocen las causas, pero si las mejores formas de mejorar las molestias por medio de la alimentación.  

Dieta para una enfermedad autoinmune

Cuidar la alimentación es fundamental cuando padeces una enfermedad autoinmune, pues las causas podrían estar en una alteración en la microbiota intestinal, por lo que podemos reforzar esta parte por medio de una dieta sana.

(Foto: freepik) 

¿Qué se puede comer? Lo más importante es priorizar el consumo de algunos alimentos que nos aportan propiedades para controlar mejor las molestias, como:

  • Alimentos antiinflamatorios 

La inflamación es una manifestación común de estas enfermedades, por lo que será útil consumir alimentos que lo disminuyan y restauren la flora intestinal afectada. Entre los alimentos que más ayudan están:

  • Algas verdes como la espirulina
  • El azafrán
  • Canela
  • Cúrcuma y jengibre
  • Kéfir 
  • Nueces y semillas de chías

Se recomienda eliminar lo alimentos que puedan causar inflamación en el intestino y comer alimentos ricos en nutrientes como los que mencionamos. 

  • Grasas saludables 

Otra recomendación ante las enfermedades autoinmunes son los alimentos ricos en grasas saludables como el omega 3 y 6, pues también actúan como antiinflmatorios.  Los más efectivos son:

  • Aguacate 
  • Pescado azul 
  • Semillas
  • Aceites vegetales 

Cabe destacar que los aceites deben añadirse en crudo a los alimentos, ya que los aceites cocinados o que se usan para freír no son benéficos, al contrario.

(Foto: freepik) 

  • Hidratos de carbono

Representan una parte fundamental de la alimentación humana, pues aportan energía a todos los órganos del cuerpo, desde el cerebro hasta los músculos, de manera que funcionan como combustible rápido y fácil de obtener por parte del cuerpo. 

También regulan otras funciones estructurales y regulan los niveles de azúcar en sangre, así como en la disminución de la fatiga y la recuperación muscular al realizar actividad física.

Algunos de los alimentos ricos en hidratos de carbono son la pasta, el arroz, los tubérculos, legumbres, fruta y verdura, leche y otros azúcares como miel o azúcar blanca.

En este punto, debes considerar evitar los alimentos con gluten, pues estudios demuestran que es capaz de favorecer la inflamación en algunas zonas cerebrales, lo que lo relaciona con diversos trastornos autoinmunes.

Lo que debes evitar  

En general, los alimentos que no se recomienda son aquellos procesados, altos en calorías o de poco valor nutricional, porque inciden en el aumento de la inflamación.

Por ello, lo que no se debe consumir de forma frecuente ni en grandes cantidades incluye:

  • Carnes rojas 
  • Atún o salmón 
  • Comida frita 
  • Conservantes y colorantes
  • Glúten

Finalmente debes tener en cuenta que no solo la alimentación puede mejorar o empeorar los síntomas, por ello, es importante cuidar el resto de hábitos, evitando principalmente: 

(Foto: freepik) 

  1. Fumar
  2. El sedentarismo o falta de ejercicio 
  3. Obesidad y sobrepeso
  4. Altos niveles de estrés 
  5. Alcohol excesivo
  6. Falta de vitamina D, pues influye en la función del sistema inmune 

Siempre consulta al médico antes de hacer algún cambio en tu alimentación y recuerda que siguiendo todas sus recomendaciones puedes mejorar tu calidad de vida.

(Con información de Cuerpo Mente, Medline Plus, BBC, Mejor con Salud)

Trivia