La lechuga es un alimento saludable y fresco que debe incluirse en las comidas para una alimentación correcta, no obstante, recientemente investigadores encontraron que esta hortaliza podría tener sustancias tóxicas de neumáticos. ¿Cómo es posible? Te explicamos.

De acuerdo con EFE, un equipo de investigadores de Austria comprobó que diversas sustancias tóxicas que surgen del desgaste de los neumáticos de los automóviles se transportan por el viento y luego, son absorbidas por las lechugas y otras plantas.

El estudio fue publicado por la revista especializada "Environmental Science & Technology" y esto es todo lo que encontraron.

Sustancias tóxicas de neumáticos en lechugas 

Para descubrir las sustancias tóxicas de neumáticos en las lechugas, los investigadores eligieron 5 sustancias químicas, entre ellas algunas "muy tóxicas".

(Foto: pexels) 

Con ello, analizaron cómo los aditivos procedentes de la abrasión de neumáticos son absorbidos por las hortalizas.

"Nuestras mediciones mostraron que las plantas de lechuga captaron a través de las raíces todos los compuestos que investigamos, los transfirieron a las hojas y los acumularon allí", explica en la Anya Sherman, una de las investigadoras.

Entre las sustancias halladas en las hojas de lechuga está, el producto químico "6PPD chinone", que se relaciona con una mortandad masiva de salmones en Estados Unidos y es "manifiestamente tóxico".

¿Cómo llegan las sustancias tóxicas a las lechugas?

Thilo Hoffmann, catedrático de Geociencia Medioambiental de la Universidad de Viena, explica que los neumáticos de los coches son una fuente importante de microplásticos que contaminan el medioambiente.

(Foto: pexels) 

No está bien cuantificado el alcance de las emisiones de partículas de neumáticos, pero se estima que cerca de un kilogramo de partículas de neumáticos por habitante y año es arrastrado al medioambiente por el viento y vertido en ríos y aguas residuales por la lluvia.

Con ello, estas sustancias tóxicas llegan hasta los suelos cultivables, así como a los lodos de depuradora que se usan como abono en la agricultura. 

Cabe destacar que Hofmann ya había demostrado en otros estudios que las sustancias químicas potencialmente nocivas contenidas en los microplásticos suelen liberarse en las capas superiores del suelo.  

¿Cómo lavar las verduras y hortalizas para prevenir problemas de salud?

Las verduras y hortalizas que comemos todos los días contienen cientos de bacterias, virus y otros microorganismos, además de residuos tóxicos y productos químicos que, aunque no vemos, pueden ser nocivos para la salud si los ingerimos. 

(Foto: pexels) 

Como resultado, podemos desarrollar intoxicación alimenticia como salmonelosis u otras infecciones graves.

Por ello, es fundamental reducir los riesgos aprendiendo a lavar y desinfectar bien los alimentos antes de ingerirlos.

En el caso de la lechuga, siempre debe lavarse pero de forma correcta. Para ello, un artículo especializado de la BBC Mundo, recomienda lo siguiente:

  1. Separa las hojas de la lechuga
  2. Sumerge la lechuga en agua fría con vinagre y déjala reposar hasta 20 minutos para que las partículas de tierra se suelten
  3. Saca la lechuga del agua y enjuágala de nuevo con agua limpia   

Este método, llamado técnica de inmersión es ideal para todos los alimentos que crecen en la tierra y que pueden absorber partículas del terreno, especialmente lechuga, rábanos, cebollas cambray y hierbas culinarias. 

(Con información de EFE, BBC Mundo)