El ayuno es una práctica que se ha puesto de moda y que consiste en limitar la ingesta de comida y bebida por un periodo de tiempo determinado con el fin de reducir calorías y perder peso. 

En el ayuno se detiene la ingesta de alimentos y bebidas durante periodos de 12, 16 o 20 horas. La práctica se ha asociado a la pérdida de peso, la reducción de la grasa corporal, mejora en la resistencia a la insulina, mejor regulación del apetito y reducción de los niveles de estrés. 

Sin embargo, el ayuno es un tipo de dieta que debería ser realizada con la supervisión de un nutriólogo, ya que, debido a sus severas restricciones se debe compensar con una alimentación balanceada. 

Las personas que realizan un ayuno extremo en el que solo tienen una comida al día se asocia con mayor riesgo de muerte prematura, según un estudio en adultos mayores de 40 años publicado en la revista científica Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. 

Ayuno intermitente: hacer una comida al día se asocia con mayor riesgo de muerte

De acuerdo con el estudio, saltarse el desayuno se vincula con un mayor riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares y saltarse la comida o la cena se asocia con una mayor mortalidad por todas las causas. 

(Foto: Especial)

Los adultos que están en mayor riesgo son quienes hacen menos de tres comidas al día. Los individuos que hacen solo una comida al día tienen más probabilidad de morir que los que hacen más comidas diarias. 

Cuando una persona se salta comidas, las comidas que normalmente ingiere son ricas en energía pero bajas en nutrientes y esto puede agravar la carga de la regulación del metabolismo y una descompensación de los niveles de azúcar

Los investigadores recomiendan hacer al menos dos o tres comidas ricas en nutrientes repartidas a lo largo del día. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Infosalus)