Si estás comenzando a hacer ejercicio, recuerda que es importante que llevas una alimentación balanceada para obtener mejores resultados. 

El problema es que a veces pensamos que llevar una alimentación balanceada que nos brinde mejores resultados físicos es todo un reto. Entre tantas dietas y superalimentos, es fácil confundirse sobre qué es lo más efectivo. 

Recuerda que lo mejor no siempre es lo más complicado. Llevar una dieta sana y limpia es más fácil de lo que parece. Te decimos cómo. 

¿Qué comer cuando haces ejercicio?

(Foto: canva)

Cereal integral como desayuno

Empieza tu día con un cereal integral. Recuerda que el desayuno es la comida más importante del día y si no comes lo suficiente antes de hacer ejercicio, no tendrás suficiente energía para cumplir tus labores en el día. Intenta desayunar un tazón de cereales integrales con leche descremada y fruta.

Plátano o barrita de fruta

Come una manzana o un plátano 5 o 10 minutos antes de entrenar para obtener energía rápida y natural. También puedes intentar comer una barrita que tenga 200 calorías o menos. 

Fuente de proteínas

Al hacer ejercicio necesitas más proteínas ya que el cuerpo las necesita para reparar los músculos, fabricar células sanguíneas y para muchos otros fines. Para comer o cenar, sírvete una fuente más magra, como pollo o pavo a la plancha.

(Foto: canva)

Frutas en vez de jugo o smoothies

Después de entrenar, opta por una taza de moras azules en lugar de una botella de jugo. Gran parte de la fibra de las frutas enteras se pierde al convertirse en zumo. Se ha demostrado que los arándanos, en particular, reducen el dolor muscular provocado por el ejercicio extenuante. 

Verduras con humus

Por más que se te antojen unas galletas, intenta que tus tentempiés sean una opción saludable. Intenta botanear con unos palitos de verduras como apio, jícama y zanahoria y acompañar con hummus. 

SIGUE LEYENDO: 

Con información de WebMD