Muchas personas compran productos enlatados debido a lo práctico que resultan. Sin embargo, cometen el error de guardarlos destapados en el refrigerador. ¿Por qué es una equivocación guardar comida enlatada sin taparla correctamente? Aquí te lo contamos.

¿Guardar comida enlatada puede dañar tu salud?

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés), lo mejor es guardar comida enlatada comercialmente sin abrir en un lugar fresco y seco, ya que los metales pueden oxidarse y corroerse en ambientes húmedos como el refrigerador.

Si se debe meter un alimento enlatado al refrigerador por miedo a que el producto se eche a perder, la USDA señala que pueden ser guardados por un corto periodo de tiempo.

El departamento agrega que los productos enlatados que tienen alto contenido de ácido, como:

  • productos de tomate
  • jugos
  • frutas
  • encurtidos
  • chucrut
  • alimentos en salsas a base de vinagre

Pueden ser almacenados de 5 a 7 días.

Por su parte, los de baja acidez, como:

  • carne
  • aves
  • pescado
  • salsas
  • estofados
  • sopas
  • frijoles
  • zanahorias
  • maíz
  • pasta
  • chícharos
  • papas
  • espinacas

Pueden ser almacenados de 3 a 4 días.

¿Por qué se recomienda este tiempo para guardar comida enlatada?

La Universidad de Minnesota indica que hay varios factores por los que se puede guardar comida enlatada por un corto periodo. Uno de ellos es que cuando el óxido es lo suficientemente profundo, se pueden abrir pequeños agujeros en la lata o en la tapa que pueden dejar entrar agentes deteriorantes.

Otro factor es que la comida reacciona con el envase de metal y en especial los que tienen alto contenido de ácido. Si se deteriora la comida, puede causar enfermedades del tracto digestivo como gastroenteritis.

Por ello, la USDA recomienda que en lugar de guardar comida enlatada, se pase el producto a envases de vidrio o plástico.