Una de las especias que más han ganado popularidad en los últimos años, y que más reconocible puede ser por su característico color y olor es la cúrcuma, una especia amarilla que, consumida correctamente, puede traer muchos beneficios a la salud.

(foto: freepik)

La cúrcuma: una súper especia

La cúrcuma es una especia, conocida también como azafrán indio o especia dorada, que proviene de Asia y de Centroamérica, que puede ser utilizada para dar color, olor y un característico sabor a los alimentos, pero también puede actuar en pro de la salud.

Esta especia, que es un polvo amarillento utilizado típicamente para dar la coloración característica del curry, es obtenida de las raíces de la planta de cúrcuma, una planta que tradicionalmente se ha utilizado (además de en la cocina) como planta medicinal.

Se considera que dentro de la cúrcuma se encuentra un ingrediente activo conocido como curcumina, que es el principal responsable de beneficiar a nuestro organismo.

(foto: freepik)

Los 5 beneficios de consumir cúrcuma

Como ya te contamos, la cúrcuma y sus componentes pueden actuar de forma beneficiosa en nuestro cuerpo, y tradicionalmente, la medicina ayurvédica (que es tradicional de la India), la ha recomendado para múltiples afecciones.

Sin embargo, la medicina occidental también ha comenzado a estudiar la cúrcuma y los efectos positivos que puede ejercer en la salud, logrando encontrar que su consumo puede contribuir en diferentes áreas:

  • Actúa como antiinflamatorio: Según refieren expertos, algunos estudios han demostrado que la cúrcuma reduce la inflamación, y a su vez disminuye los dolores y malestares que ocurren en pacientes que sufren de problemas como artritis.
  • Ayuda con la digestión: Debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, el sistema digestivo se ve beneficiado, ya que se considera que podría ayudar a reducir la inflamación intestinal y la capacidad de absorber nutrientes.
  • Mejora la función del hígado: Se cree que su capacidad antioxidante también puede ser beneficiosa para el hígado, ya que evita que las toxinas dañen el hígado; eso sí, en caso de tener problemas hepáticos este condimento no es un sustituto de un tratamiento médico.
  • Contribuye a bajar de peso gracias a sus compuestos activos, haciéndolo de forma natural y sin muchos efectos secundarios, pero claro, debe acompañarse de una dieta sana y equilibrada.
  • Disminuye los riesgos de cáncer: según indican algunos estudios, se ha demostrado que podría tener efectos protectores contra cáncer de páncreas, próstata, e incluso el mieloma múltiple.

(foto: freepik)

¿Cómo se puede consumir la cúrcuma?

Para obtener estos beneficios de la cúrcuma, los especialistas y conocedores indican que no se debe hacer mucho, ya que bastará con incluir la especia o la raíz fresca en algunos alimentos, lo que además ayudará a que incluyamos nuevos sabores en nuestra dieta.

Eso sí, también existen otras formas por las cuales se puede consumir la cúrcuma para, por ejemplo, bajar de peso, como lo pueden ser:

  • En infusión, acompañada de miel para endulzar.
  • Agua de cúrcuma, con algo de canela, que se puede tomar en la mañana o en la noche.
  • Suplementos, como cápsulas.

Sin embargo, lo más recomendable es utilizarla solo como agregado en los alimentos y no consumirla sin antes consultar a un médico; además, aunque la cúrcuma puede ser útil para aliviar diferentes problemas, no debe utilizarse como sustituto de tratamientos médicos.

(Con información de: Medical News Today, El Español, OCU.)