El huevo es un alimento fundamental en la dieta, pues además de que se puede preparar en distintos platillos, tiene un alto valor nutricional al aportar proteínas, ácidos grasos, omega 3, vitaminas y minerales pero ¿qué hacer cuando el huevo tiene suciedad en la cáscara?

Existen muchos mitos al respecto y a continuación te decimos lo que debes saber para no poner en riesgo tu salud ni la de tu familia.

En general, las empresas productoras de huevo tienen estándares que garantizan la higiene de este alimento y el control de calidad, pero es inevitable que algunas veces nos encontremos con suciedad en la cáscara. 

¿Qué hacer cuando el huevo tiene suciedad en la cáscara?

Especialmente al comprar huevo en mercados locales o en granjas, es posible ver huevo con suciedad en la cáscara, ya sea por cuestiones en el transporte o el almacenamiento.  

(Foto: Pexels) 

La recomendación general sobre el huevo es que no se debe lavar nunca antes de comerlo, pues es un factor para esparcir algunas bacterias que contiene de forma natural, como la salmonella.

Al respecto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) no recomienda lavar el huevo, porque naturalmente, este alimento tiene microorganismo en la cáscara, que es porosa, por lo que si enjuagamos con agua, la presión hace que estos patógenos entren.

“No los laves ni siquiera antes de meterlos en el refrigerador para su conservación. El agua puede facilitar la entrada de gérmenes en el huevo”, destacan.


¿Entonces qué es lo que se debe hacer? Lo mejor es revisar antes de llevarlos a casa que tengan la cáscara intacta y limpia, pero si no es posible y vemos que hay suciedad, lo mejor es sí lavarlos pero en justo en el momento en que se va a cocinar, no unos días antes, porque damos tiempo a que se multipliquen las bacterias.

“En general, la humedad y el huevo son malos compañeros”, dicen los expertos de OCU.

¿Por qué no debes romper el huevo con la orilla de los recipientes?

Esta práctica es muy común pero podría ser otra forma en la que la suciedad pasa de la cáscara del huevo al interior.

“No es adecuado romper el huevo al lado del recipiente donde se quiere batir y tampoco es recomendable separar las claras de la yema con la misma cáscara del huevo”, alertan desde la OCU.


(Foto: Pexels) 

Una vez que estés cocinando el huevo, asegúrate de que quede bien cocido, pues el calor es la mejor forma de matar bacterias presentes en este alimento crudo, como la salmonela, que causa infecciones gastrointestinales graves.

Finalmente, para conservar mejor el huevo, la OCU recomienda no dejarlos sin refrigerar y guardarlos en la nevera hasta que se vayan a consumir. También deben colocarse en una zona donde no tengan contacto con olores extraños que afecten su sabor.

Si detectas cambios en el olor o el sabor del huevo que consumes, deséchalo de inmediato.

(Con información de Enséñame de Ciencia, OCU)