Disminuir o eliminar por completo de la dieta los productos de origen animal es una tendencia que cada vez más personas adoptan, sin embargo, un estudio indica que las mujeres vegetarianas tienen más riesgo de fractura de cadera.

Esto se debe a que, una baja ingesta de nutrientes de origen animal puede conducir a una menor densidad mineral ósea y masa muscular. 

Así lo encontró un nuevo estudio realizado por la Universidad de Leeds en más de 26 mil mujeres de mediana edad del Reino Unido y publicado en la revista BMC Medicine.

Mujeres vegetarianas, con mayor riesgo de fractura de cadera  

De acuerdo con la nueva investigación, las mujeres que siguen una dieta vegetariana tienen un 33% más de riesgo de sufrir una fractura de cadera que las que comen carne habitualmente. 

(Foto: Pexels) 

Los investigadores analizaron el riesgo de fractura de cadera en: 

  • Consumidores ocasionales de carne
  • Pescetarianos (personas que comen pescado pero no carne) 
  • Vegetarianos, comparando los datos con los de los consumidores habituales de carne

Tras ajustar factores como el tabaquismo y la edad, los vegetarianos fueron el único grupo de dieta con un riesgo elevado de fractura de cadera, indican los expertos.

Sin embargo, no se sabe con exactitud las causas de por qué los vegetarianos tienen un mayor riesgo de fractura de cadera.

La coautora del estudio, la profesora Janet Cade, explica que “la fractura de cadera es un problema de salud mundial con altos costes económicos que causa la pérdida de independencia, reduce la calidad de vida y aumenta el riesgo de otros problemas de salud”.

¿Significa que las dietas vegetarianas son malas?

El autor principal del estudio, James Webster, investigador de doctorado de la Escuela de Ciencias de la Alimentación y Nutrición de Leeds, señala que no se trata de advertir a la gente que abandone las dietas vegetarianas.

(Foto: Pexels) 

Según el experto, “el estudio pone de relieve las posibles preocupaciones sobre el riesgo de fractura de cadera en las mujeres que siguen una dieta vegetariana”.

Por ello, destaca que al igual que con cualquier dieta, es importante comprender las circunstancias personales y los nutrientes necesarios para un estilo de vida saludable y equilibrado.

“Las dietas vegetarianas pueden variar mucho de una persona a otra y pueden ser saludables o no, al igual que las dietas que incluyen productos animales”, señala.

La preocupación de los expertos respecto a las dietas vegetarianas, es que suelen tener una menor ingesta de nutrientes que están relacionados con la salud ósea y muscular.

Estos nutrientes, como las proteínas, el calcio y otros micronutrientes, son más abundantes en carne y productos animales que en plantas.  

“Una baja ingesta de estos nutrientes puede conducir a una menor densidad mineral ósea y masa muscular, lo que puede hacer más susceptible el riesgo de fractura de cadera”, indica el investigador.

¿En qué consiste una dieta vegetariana?

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, una dieta vegetariana se enfoca a la alimentación con verduras. Esto incluye frutas, verduras, guisantes y alubias secas, granos, semillas y nueces. No existe un único tipo de dieta vegetariana.

(Foto: Pexels) 

Esta misma entidad de salud destaca que al seguir este régimen se debe tener cuidado de comer una amplia variedad de alimentos para cubrir las necesidades nutricionales, específicamente las proteínas, hierro, calcio, zinc y vitamina B12.

Al respecto, Mayo Clinic recomienda que cuanta más variedad tenga una dieta vegetariana, más posibilidades de satisfacer todas las necesidades nutricionales.

(Con información de ABC, MedlinePlus y Mayo Clinic)