La toronja es una fruta cítrica muy popular, conocida por su característico sabor, su color, e incluso por los grandes aportes de vitamina C que brinda al ser consumida incluso en jugo; sin embargo, se ha demostrado que esta super fruta podría resultar en una mala combinación con algunos medicamentos.

(foto: unsplash)

La toronja: una fruta con muchas cualidades 

Este fruto cítrico, que ha sido utilizado para muchas cosas (como adelgazar), se trata de una fuente natural de muchos nutrientes necesarios para el cuerpo, entre los que encontramos:

  • Vitamina C.
  • Vitamina A.
  • Fibra.
  • Potasio.
  • Pectina.

Además de este gran aporte nutricional, la toronja es baja en calorías, lo que la vuelve un alimento con muchos beneficios positivos para nuestro cuerpo y nuestra dieta, ya que nos ayuda a obtener nutrientes necesarios para funcionar.

(foto: unsplash)

La mala combinación: toronja y medicamentos

Sin embargo, a pesar de sus muchos buenos aportes nutricionales, según reporta la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), la toronja y su jugo, en combinación con ciertos medicamentos puede ser mala, incluso mortal.

La toronja y el jugo de toronja provoca una interacción negativa con algunos medicamentos, causando principalmente:

  • Alteraciones en el funcionamiento de la medicina.
  • Causar concentraciones muy altas o muy bajas de medicamentos en sangre.
  • Tener más efectos secundarios por las medicinas (como daño del hígado o de los músculos, e incluso muerte).

¿Con qué medicamentos no se debe comer toronja?

Aunque la lista puede ser larga y variada, la FDA y Medline Plus explican que comer toronja o beber jugo de toronja mientras se sigue un tratamiento con los siguientes medicamentos podría causar problemas:

  • Medicamentos para reducir el colesterol, como la simvastatina.
  • Fármacos para tratar la hipertensión arterial, como la nifedipina.
  • Medicamentos para la ansiedad.
  • Antihistamínicos (antialérgicos), como la fexofenadina.
  • Medicamentos para regular los latidos del corazón.
  • Otros fármacos, como los orientados a tratar enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa (corticosteroides); y fármacos para evitar rechazo de trasplantes.

Es importante aclarar que no todos los medicamentos de estas categorías pueden verse afectados por el consumo de la toronja y/o de su jugo, por eso es importante preguntar al médico especialista si es que existe el riesgo.

(foto: unsplash)

¿Por qué sucede esto?

Según explica Western New York Urology Associates, existe una explicación para el peligro que supone comer toronja y tener un tratamiento con estos medicamentos: todo se debe a una reacción química en el cuerpo.

En nuestro cuerpo encontramos una gran cantidad de enzimas, que son proteínas encargadas de producir una reacción y un cambio específico, como la digestión o el procesamiento de los medicamentos

Este último proceso está mediado principalmente por las enzimas que encontramos en el hígado, pertenecientes a un grupo llamado citocromo P450 (especialmente la enzima CYP3A4), y contribuyen a que el medicamento pueda metabolizarse adecuadamente, evitando que se acumule en la sangre.

Sin embargo, la toronja y su jugo, alteran la capacidad de estas enzimas, por lo que los medicamentos no pueden tener un proceso de metabolismo adecuado, aumentando los niveles de un fármaco en la sangre.

(Con información de: U.S. Food and Drug Administration, Medline Plus, Western New York Urology Associates.)