Mucho se dice sobre el apio y sus efectos en la salud. Sobre todo, se habla de que es una verdura ideal para bajar de peso y por ello, no puede faltar en ninguna dieta. Sin embargo, también se afirma que puede curar distintas enfermedades lo cual no es realmente cierto.

Te explicamos cuáles son los beneficios del apio para la salud y cómo puedes consumirlo para aprovechar esta rica verdura, sin importar si la tomas como un jugo o si lo consumes como una botana.

¿Qué pasa si tomo apio todos los días?

El apio es una hortaliza rica en agua, vitamina A, B, C y K, ácido fólico, fibra y potasio. Además, contiene poderosos flavonoides y glucósidos con un potente efecto antioxidante. Estos son 6 beneficios del apio.

(Foto: Pixabay)

Te protege contra enfermedades cardiovasculares

El apio contiene un flavonoide llamado apigenina, que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Su función más importante para nuestra salud es que ayuda a evitar la placa de grasa que se forma en las arterias y que provoca enfermedades cardiovasculares, como infartos.

Tomar jugo de apio te ayuda a evitar el daño de los radicales libres y además, contribuye a reducir la presión arterial y por lo tanto, favorecer la salud cardiovascular siempre y cuando consumas esta verdura junto con una dieta equilibrada y ejercicio.

Cuida tu hígado

Las personas con hígado graso no alcohólico pueden beneficiarse de tomar jugo de apio, gracias a su vitaminas y minerales que mucho contribuyen a preservar la salud de dicho órgano.

Ayuda a prevenir la gota

De acuerdo con algunas investigaciones, el apio ayuda a inhibir los efectos de la enzima xantina oxidasa, la cual produce ácido úrico, lo que provoca la enfermedad de la gota, que es un tipo de artritis que inflama las articulaciones y les provoca dolor.

Ayuda a dar alivio a malestares de la artritis

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, consumir apio es una fantástica idea para las personas con artritis.

Reduce los niveles de azúcar en la sangre

Tomar jugo de apio puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre, pues de acuerdo con algunas investigaciones, la apigenina tiene propiedades que impiden el aumento de glucosa sanguínea.

Ayuda a la salud del cerebro

Algunas investigaciones sugieren que un extracto de la semilla de apio llamada L-3-n-butilftalida puede mejorar la cognición y la memoria, por lo que podría beneficiar a las personas con Alzheimer.

Asimismo, otra investigación mostró que los efectos antioxidantes del apio ayudó con los problemas de comportamiento y redujo la enzima cerebral monoamino oxidasa (MAO) en las personas con Parkinson.

(Foto: Pixabay)

En jugo o tallo, ¿cómo consumir el apio?

A diferencia de otras frutas y verduras, en el caso del apio es mejor consumirlo como jugo, ya que así se obtiene una mayor concentración de sustancias benéficas para la salud. Un tallo de apio crudo puede ser ideal para personas que buscan bajar de peso gracias a su bajo contenido de calorías.

¿Cuándo no comer apio?

  • Si tienes artritis y tomas paracetamol, no es recomendable abusar del jugo de apio, ya que junto con el medicamento podría dañar tu hígado.
  • Las mujeres que estén bajo terapia de reemplazo hormonal deben ser precavidas al consumir apio, ya que algunos estudios han relacionado el comer apio con tumores agresivos de mama en mujeres que se encuentran bajo terapia hormonal.

Recuerda que no existe un alimento milagroso o mágico que te cure de cualquier enfermedad. Lo que debes hacer para obtener los beneficios del apio y otros alimentos es complementarlos con una dieta balanceada y ejercicio. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de WebMD y AARP)