Uno de los alimentos más utilizados y populares en las dietas mediterráneas, son las acelgas: unos vegetales de hojas verdes muy populares, que al ser incluidas adecuadamente en las comidas, pueden tener muchos beneficios para la salud.

(foto: freepik)

Las acelgas: verduras muy beneficiosas

Una de los vegetales más sanos y beneficiosos para la salud, y así como de los más conocidos, son las acelgas, que son vegetales de hoja verde más grandes y dulces que las espinacas, con las que usualmente se confunden.

Las acelgas tienen la mayoría de sus nutrientes en las grandes hojas que las caracterizan, y son consideradas como alimentos muy sanos y benéficos para la salud, ya que suelen contener grandes cantidades de:

  • Fibra.
  • Vitaminas.
  • Yodo.
  • Magnesio.
  • Potasio.
  • Calcio.
  • Agua.

Además de esto, las acelgas son una opción de alimento bajo en calorías, por lo que se trata de un alimento de alto valor nutritivo, explica la Fundación Española de la Nutrición (FEN), así que su consumo es altamente recomendado.

(foto: freepik)

¿Cómo ayudan las acelgas a la salud?

Como ya mencionamos, las acelgas son alimentos muy ricos en diferentes nutrientes, como vitaminas o minerales, así que su consumo regular puede ofrecer muchos beneficios a la salud.

Los principales beneficios que las acelgas ofrecen a la salud, según expertos son múltiples y pueden darse en diferentes partes del cuerpo, pero los principales son:

  • Mejor digestión y alivio del estreñimiento, ya que las acelgas son ricas en fibra y agua, lo que estimula el sistema digestivo.
  • Huesos más sanos. 
  • Sistema inmunológico fortalecido, debido a su gran contenido de vitaminas, principalmente de vitamina C, que además, tiene propiedades antioxidantes.
  • Reducción del cansancio.
  • Buen funcionamiento y salud de los músculos, gracias al aporte de potasio.
  • Reducción de los niveles de cansancio y un buen funcionamiento del sistema nervioso por el aporte de magnesio.
  • Protección del sistema cardiovascular debido a los ácidos grasos omega 3, los flavonoides y betacarotenos que las hojas pueden aportar con su consumo.
  • Gran aporte de hierro y de vitaminas, que ayudan a la salud general.

(foto: twitter)

Pero antes de comerlas, considera esto

La forma en que cocinas las acelgas también puede influir de forma significativa en la cantidad de nutrientes que aportan, por lo que es muy importante que tengas suficiente cuidado al prepararlas.

Según los especialistas, lo ideal es que estas sean consumidas en crudo; aunque también pueden ser cocidas por poco tiempo, a bajas temperaturas, para procurar conservar la mayoría de los nutrientes y su sabor.

Eso sí, también es importante que tengas otras consideraciones a la hora de comer acelgas:

  • Debido a su gran cantidad de fibra y agua, es importante que sepas que podría hacerte ir al baño más frecuentemente o “aflojarte” el estómago, por lo que debes tenerlo en consideración.
  • Las personas que tienen problemas con piedras en los riñones deben evitar su consumo, ya que un componente de las acelgas (oxalato sódico vegetal) podría crear cálculos en sus riñones.
  • Algunos medicamentos también pueden causar reacciones negativas si se mezclan con las acelgas, como los anticoagulantes, por lo que si consumes alguno de estos es mejor consultar con tu médico. 

(Con información de: Atida Mifarma, La Vanguardia, Freshis, Grupolucas.)