¿Qué es y para qué sirve? El magnesio es un mineral esencial para mantener un organismo saludable ya que actúa en diferentes funciones del cuerpo, pero la más importante quizá es la relación que guarda con las células T del sistema inmune, que se encargan de combatir numerosas enfermedades y sobre todo el cáncer

Estas células T necesitan una cantidad suficiente de magnesio en la sangre para funcionar bien y combatir a diferentes patógenos y células cancerosas en el cuerpo. Este mineral también regula la función de los músculos y los nervios, mantiene a los huesos fuertes, al corazón saludable y regula los niveles de glucosa sanguínea. También juega una parte importante en el nivel de energía que tenemos durante el día.

Te puede interesar: 

¿Cómo prevenir y combatir el cáncer al comer? El magnesio es la respuesta

Una investigación del Departamento de Medicina de la Universidad de Cambridge descubrió que las células T pueden eliminar las células anormales o infectadas de manera eficaz solo al encontrarse en un ambiento rico en magnesio pues es importante para la función de una proteína de la superficie de las células T llamada LFA-1. 

Este hallazgo es muy importante dentro de la comunidad científica que estudia al cáncer y las formas de combatirlo. Por ello, el descubrimiento de que el magnesio sea vital para el funcionamiento de las células T es de gran relevancia para el estudio de las inmunoterapias contra el cáncer, ya que éstas tienen el objetivo de movilizar el sistema inmune, en específico las células T citotóxicas, para combatir a las células cancerosas. 

(Foto: Pixabay)

¿Cuántos miligramos de magnesio se deben tomar al día?

  • Una mujer adulta mayor de 30 años necesita 320 miligramos y las embarazadas 40 gramos extra
  • Un hombre adulto mayor de 30 años necesita 420 miligramos
  • Los niños necesitan entre 30 a 410 miligramos dependiendo de su edad y sexo

Tener niveles bajos de magnesio provoca diferentes problemas de salud como la diabetes tipo 2, la hipertensión, las migrañas y el cuerpo es más susceptible a infecciones y el cáncer. De hecho, un estudio en ratones demostró que al someterlos a una dieta baja en magnesio, los tumores cancerígenos se propagaron más rápido y sus defensas contra la gripa también bajaron.

Asimismo se observó en inmunoterapias contra el cáncer que éstas eran menos efectivas en pacientes con niveles bajos de magnesio en la sangre.

(Foto: Unsplash)

¿Qué alimentos son ricos en magnesio?

Los pescados son la mayor fuente de magnesio y se pueden obtener de estos tipos:

  • Salmón
  • Fletán
  • Caballa del Atlántico
  • Abadejo del Atlántico

Hay varios tipos de vegetales y frutas ricas en magnesio que puedes consumir:

  • Espinaca
  • Acelgas
  • Edamame
  • Tamarindo
  • Papa con cáscara
  • Okra
  • Plátano

También hay cereales de granos enteros ricos en magnesio:

  • Cereales de salvado
  • Germen de trigo tostado
  • Quinoa

En cuanto a legumbres, nueces y semillas con mucho magnesio se encuentran las siguientes:

  • Alubia carilla
  • Tempeh cocido
  • Nueces de soya
  • Frijoles cocidos
  • Tofu
  • Almendras
  • Nuez de la India
  • Chía
  • Crema de cacahuate

También se pueden buscar productos que estén fortificados con magnesio. En cuanto a las proteínas y suplementos que lo contienen, lo mejor es acudir con un especialista para que te recomiende la dosis ideal si es que lo necesitas.

Un exceso de magnesio en el cuerpo puede producir diarrea, náuseas, cólicos y estás en riesgo de desarrollar otras enfermedades. Recuerda que el magnesio no sustituye ningún medicamento.

Sigue leyendo: 

Con información de: Infosalus y Web MD