Conservar frescas las tortillas no es tarea fácil y por eso, enlistamos para ti las mejores formas de que las tortillas te duren más tiempo y disfrutes de tus guisados y antojitos en cualquier momento. 

Por las actividades diarias, no siempre podemos salir a comprar tortillas frescas y aprender a conservarlas es algo indispensable para que estén frescas por mucho tiempo. 

Para ello, debes poner atención en 3 trucos fáciles que son efectivos para evitar que tus tortillas se echen a perder rápido o que se pongan duras. 

¿Cómo conservar las tortillas por más tiempo?

Además de que pueden ponerse duras, las tortillas suelen acumular un hongo llamado Penicillium que puede elevar el riesgo de infecciones importantes y les da un sabor y aspecto desagradables. 

(Foto: pexels) 

Si no quieres que te pase, toma nota de estos trucos para conservar frescas las tortillas

  • Siempre despégalas

Este paso es fundamental, así que cuando vayas a guardar las tortillas que te sobran, procura despegarlas una por una, de lo contrario, el calor hace que se peguen por la humedad que se genera. Si las despegas, facilitas que circule el aire y que no nazcan hongos.

Cuando estén frías y bien despegadas, puedes guardarlas en el refrigerador, pero cuidando hacerlo de la forma correcta. 

  • Usa servilletas de tela 

Las servilletas de tela no solo son un adorno encantador en tu cocina, también son un buen aliado para conservar las tortillas

Envuélvelas y déjalas en un espacio fresco y seco de la casa, de preferencia en el refrigerador para que duren más tiempo y evites los hongos.

  • Bolsas de plástico

Además de la tela, puedes usar una bolsa de plástico para envolver tus tortillas, así evitarás que se pongan duras y que no puedas comerlas con tus guisados. La razón es que el plástico evita que entre la humedad del refrigerador, lo que no se consigue solo con la tela.

(Foto: canva) 

¿Por qué es bueno comer tortillas?

Las tortillas son un alimento básico en la dieta de muchos países de América Latina y el Caribe. Esta comida tradicionalmente hecha a mano puede ofrecer una variedad de beneficios para la salud cuando se consume con moderación.

Están hechas principalmente con harina de trigo o maíz, por lo que son una fuente importante de carbohidratos, que proporcionan energía al cuerpo para que pueda realizar sus actividades diarias. También contienen una cantidad moderada de grasas y proteínas, lo que las hace una opción nutritiva para las comidas.

De igual forma, pueden ser ricas en varias vitaminas y minerales, incluido el hierro, el calcio, el magnesio, el zinc, la vitamina B6 y la vitamina E, nutrientes importantes para la salud del sistema inmunitario, los huesos, los dientes y los músculos. 

(Foto: canva) 

Las tortillas también son una buena fuente de fibra dietética, la cual ayuda a regular el tránsito intestinal, a reducir los niveles de colesterol y a mantener la saciedad. Por lo tanto, el consumo de tortillas puede ayudar a controlar el peso.

Investigaciones sugieren que el consumo de tortillas puede tener un efecto protector contra enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que contienen grasas monoinsaturadas, que son conocidas por reducir el colesterol malo y ayudar a mantener los niveles de colesterol saludables.

Ya lo sabes, conservar bien las tortillas y comerlas de forma moderada puede proporcionar muchos beneficios para la salud.

(Con información de GastroLab, Healthline)