Por si no lo sabías, toda la sangre que sale del estómago y de los intestinos, atraviesa el hígado, el cual es uno de los órganos de nuestro organismo que regula la mayor parte de los niveles químicos de la sangre. Además, mantenerlo saludable es básico para bajar de peso

El hígado excreta un producto llamado bilis, que ayuda a descomponer las grasas y las prepara para su posterior digestión y absorción.

Mantener un hígado sano, así como el mantener un peso adecuado y saludable es esencial para la salud. Baja de peso saludablemente manteniendo en óptimas condiciones tu hígado, empieza a cuidar de ti.

Foto: Canva

¿Cuáles son los síntomas de un hígado dañado?

Descongestiona el intestino y baja de peso saludablemente. Recuerda, no es una cuestión de estética o de mantener tu salud hepática. Un hígado dañado puede resultar sumamente perjudicial para la salud ya que ente los principales síntomas son:

  • Color amarillento en la piel y los ojos, ictericia.
  • Hinchazón y dolor abdominal.
  • Hinchazón en las piernas y en los tobillos.
  • Picazón en la piel.
  • Orina de color oscuro.
  • Color pálido de las heces.
  • Fatiga crónica.
  • Náuseas o vómitos.

¿Cuáles son las opciones para un hígado sano que ayude a perder peso de forma saludable?

Incluir en la dieta especias y alimentos amargos, así como granos enteros que contribuyen a un hígado sano, como por ejemplo la cúrcuma, el boldo, el romero y la salvia.

Los productos naturales como las frutas y las verduras, aportan fibra y vitamina B que favorecen al hígado ayudándolo a liberar las toxinas dañinas como las grasas del cuerpo.

  • Aguacate

El consumir grasas naturales como el aguacate es muy beneficioso dentro de una dieta equilibrada. Es enormemente saludable, pues le proporciona a tu organismo el omega tres que requiere. Además:

  1. Sacia el apetito.
  2. Depura toxinas del organismo mientras aporta una buena cantidad de grasas benéficas para el cuerpo.

Foto: Canva

  • Alimentos integrales

Evita la harina blanca refinada y dale la prioridad a los alimentos integrales como panes de grano entero como puede ser el de trigo, cebada y la avena.

Los granos enteros son fuente de vitaminas del complejo B, mejoran la metabolización de las grasas y la función hepática que nos permite fortalecer y descongestionar el hígado.

Por ello, es un aliado fuerte en la pérdida de peso.

Foto: Canva

  • Té verde

Bebida rica en antioxidantes que nos ayuda a depurar y a acelerar el metabolismo.

Gracias a sus catequinas que ayudan al funcionamiento correcto del hígado. Las catequinas es una sustancia que se encuentra en el té y que ayuda a proteger las células del daño causado por los radicales libres.

Los radicales libres son moléculas inestables que se elaboran durante el metabolismo normal de las células, cambios químicos que ocurren en una célula.

Se recomienda tomarlo en el desayuno o bien a media tarde, cuarenta y cinco minutos después de haber comido. Te beneficiará, siempre y cuando lo consumas en el marco de un estilo de vida saludable.

Foto: Canva

  • Uvas frescas

Fuente natural de antioxidantes que ayudan a la activación de producción de bilis. Disponen además de propiedades antienvejecimiento y protectoras del corazón.

El resveratrol, es un antioxidante muy particular de estas frutas las cuales han sido denominadas por nutriólogos y médicos especialistas como las más adecuadas para la salud.

Foto: Canva

  • Manzana verde

El comer una manzana verde al día ayuda a bajar de peso saludablemente, excelente opción para:

  1. Saciar el apetito.
  2. Poner en marcha el intestino.
  3. Desinflamar el abdomen.

Obtén una buena dosis de nutrientes que promoverán la salud de todo el organismo, incluyendo el hígado.

Foto: Canva

  • Jugo de betabel y zanahoria

Consumir este jugo natural te ayudará a depurar tu organismo y mantenerlo saludable, además de cuidar tu salud hepática.

Destaca su aporte de fibra, así como también de flavonoides y beta caroteno, las cuales son sustancias que ayudan a estimular y mejorar la función hepática.

Foto: Canva

  • Verduras y vegetales de hoja verde

Espinacas, berros, coles de Bruselas, rúcula y escarola son ideales para ayudarnos a tener un hígado sano y mantener el intestino libre de desechos y toxinas acumuladas.

Su contenido de clorofila nos ayuda a desintoxicar el organismo, lo que también resulta muy conveniente para bajar de peso saludablemente.

Foto: Canva

  • Aceite de oliva con limón

Una cucharada de aceite de oliva extra virgen y tres gotitas de jugo de limón también favorecen el hígado sano y el intestino libre de desechos acumulados y toxinas, aunque recuerda siempre consultar al médico antes.

Puede promover el tránsito intestinal, algo sin duda muy conveniente en caso de estreñimiento.

Foto: Canva

Ahora que ya conoces todas estas opciones que te proporcionamos para bajar de peso saludablemente y al mismo tiempo cuidar tu salud hepática. 

Qué esperas para empezar a integrarlas a tu rutina diaria, cuanto antes empieces, te sentirás cada vez más sano.

(Con información de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición)