¿Comes sin tener hambre? Bien lo dice el dicho, comer sin apetito hace daño y es delito, y es que comer así es un mal hábito alimenticio que provoca el exceso de peso y el uso de los alimentos como un escape o sublimación de nuestras emociones y sentimientos y que puede llevar a padecer un trastorno alimentario o sobrepeso y obesidad, los cuales desencadenan otro tipo de enfermedades graves que ponen en riesgo a la salud. 

Por eso, hoy te vamos a ayudar a identificar si eres de las personas que come sin tener hambre y cuáles son las razones que te llevan a hacerlo.

8 razones por las que comes sin hambre

(Foto: Pexels)

1. Estrés

El estrés crónico llena tu cuerpo de cortisol, una hormona que juega un rol en el sistema de luchar o huir de tu cuerpo. A fin recargar tu cuerpo después de un momento estresante, el cortisol te hace querer comer más. Así que si vives en un modo de estrés constante, el cortisol es la causa de que quieras comer todo el tiempo, aun sin hambre.

2. Fatiga

Cuando no descansas lo suficiente, tus niveles de grelina (una hormona que te provoca ganas de comer) se elevan, mientras que tus niveles de leptina (una hormona que disminuye el hambre y las ganas de comer) bajan. El desequilibrio de estas dos hormonas que controlan la sensación de hambre provocan que comas incluso cuando no lo necesitas. 

Guarda para después: 

3. Nervios

Comer cuando te sientes nervioso es una de las salidas más fáciles para controlar ese estado emocional ya que te distraes, te dan algo que hacer y se controla tu energía. Aunque también puedes dejar de comer por nervios y esto ralentiza tu sistema porque tu cuerpo esta hambriento, así que cuando finalmente comes, lo haces en exceso.

4. Ansiedad

(Foto: Pixabay)

La ansiedad es una de las causas más frecuentes de los trastornos alimenticios. Los atracones de comida pueden ser una forma de gestionar las emociones y  acallar las preocupaciones y el estrés generados por el abuso de sustancias, la depresión, el estado de ánimo, los traumas o los abusos.

5. Presión social

Es fácil comer de más durante una fiesta o reunión social porque nos dejamos llevar por la diversión del momento o porque se ignoran la señales de saciedad o por sentir la obligación de comer de más.

6. Bebidas alcohólicas

Las bebidas alcohólicas disminuyen las inhibiciones y el buen juicio, por lo que hacemos cosas que de otra manera no haríamos, como atascarte de comida o botana. También te hace más propenso a comer menos alimentos saludables y más alimentos altos en grasa y azúcares. Los estudios demuestran que la bebida afecta a la parte del cerebro que vigila el autocontrol.

7. Imágenes de comida

(Foto: Pixabay)

Los estudios demuestran que la publicidad con alimentos hace que sea más probable que agarres cualquier alimento que tengas a la mano y lo comas.

¿Por qué hace daño comer sin hambre?

Como ya vimos, comer sin hambre a menudo es una forma de lidiar con emociones, sentimientos o situaciones de la vida que no sabemos manejar. El resultado es un aumento de peso que puede acarrear problemas físicos y mentales. Por eso, es importante aprender a reconocer lo que sentimos y a lidiar con ello de una forma sana.

¿Cómo distinguir el hambre real de una falsa?

El hambre real aparece lentamente y es difícil de posponer, es probable que te sientas a gusto con comer diferentes opciones de alimentos. El hambre emocional o sin sentido aparece rápidamente y te hace desear alimentos específicos a cualquier alimento que esté a la mano. 

SIGUE LEYENDO: 

Con información de: WEB MD