¿Haces ejercicio y te preocupa saber cómo recuperarte rápidamente y que tus músculos crezcan sanos y fuertes? Las almendras son la respuesta. 

Un estudio publicado en la revista académica Frontiers in Nutrition demostró que el consumo diario de almendras produce un cambio en el metabolismo, reduce la inflamación y el estrés oxidativo del ejercicio y por lo tanto, provoca una mejor recuperación tras la actividad física. 

Sobre todo aumenta la cantidad de la molécula oxilipina, que es la encargada de la recuperación tras el ejercicio, la cual es sintetizada a partir del ácido linoleico por el tejido adiposo marrón. 

Almendras ayudan a comer menos y tener mejores resultados en el gym

Para realizar el estudio, cuyo autor principal fue David C Nieman, profesor y director del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad Estatal de los Apalaches, en el Campus de Investigación de Carolina del Norte, se reunieron a 38 hombres y 26 mujeres de edades entre los 30 y los 65 años que no realizaban entrenamiento regular con pesas. 

(Foto: Especial)

Se pidió a los participantes del estudio que consumieran 57 gramos de almendras al día durante un mes antes de una sesión dura de entrenamiento. Al final se encontró que los voluntarios tenían más cantidad de la grasa beneficiosa ácido 12,13-dihidroxi-9Z-octadecenoico en la sangre. 

Además los participantes declararon sentir menos fatiga y tensión y mayor fuerza en las piernas y menos daño muscular después del ejercicio, que los voluntarios que no consumieron almendras. 

Cabe destacar que a la mitad de los participantes se le pidió consumir almendras y a la otra mitad se le pidió consumir una barrita de cereal con las mismas calorías que las nueces. Los investigadores tomaron muestras de sangre y orina antes y después del periodo de suplementación. 

Deberías incorporar las almendras en tu dieta

Después del ejercicio, en los participantes que comieron almendras se encontró una concentración de una molécula que aumenta el transporte de ácidos grasos y su absorción por el músculo esquelético, con el efecto general de estimular la recuperación metabólica tras el ejercicio

El autor del estudio concluyó que las almendras proporcionan una mezcla única de nutrientes y polifenoles que puede favorecer la recuperación metabólica tras niveles estresantes de ejercicio.

(Foto: Especial)

Las almendras también mejoran las hormonas que regulan el apetito

Un estudio realizado entre adultos con sobrepeso y obesidad mostró que el consumo de almendras ayudó a mejorar hormonas cruciales que regulan el apetito.

Se sabe que la densidad calórica de las almendras no incrementa el peso corporal, el índice de masa corporal (IMC) ni la grasa corporal, e incluso puede reducir la circunferencia abdominal. 

En el estudio participaron 140 individuos con sobrepeso y obesidad (42 hombres, 98 mujeres), con una edad promedio de 47.5 años. A  un grupo se le pidió que consumiera almendras y a otro que consumiera barritas de cereales. 

Se concluyó que el consumo de almendras resultó en mejores respuestas hormonales, lo que refleja un mejor control de la liberación de insulina y mejor regulación de la glucosa en la sangre. También es posible que las personas que consumen almendras con regularidad sean más propensas a consumir menos calorías y controlar mejor su peso.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de MSN)