La cerveza es una de las bebidas favoritas de muchos y cuando se toma con moderación, puede aportar algunos beneficios para la salud intestinal y la prevención de algunas enfermedades. Así lo demostró un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, revista de la Sociedad Química Americana.

Según lo publicado por la revista especializada, los hombres que bebían diariamente una cerveza lager sin alcohol o con alcohol, tenían un conjunto más diverso de microbios intestinales

Este cambio podría ser un factor para prevenir diversas enfermedades no solo digestivas, sino otras más graves como la diabetes.

¿Qué pasa al tomar una cerveza lager al día?  

De acuerdo con Infosalus, el tracto gastrointestinal humano está cubierto por trillones de microorganismos, que influyen directamente en el bienestar general del cuerpo. 

(Foto: Pexels) 

Al respecto, estudios han demostrado que cuando hay más tipos de bacterias intestinales, las personas tienden a tener una menor probabilidad de desarrollar enfermedades crónicas, como las cardiopatías y la diabetes.

¿Cómo ayuda la cerveza? Se ha comprobado que la cerveza tiene compuestos, como los polifenoles y microorganismos procedentes de su fermentación, que podrían influir en la variedad de microbios del intestino humano.  

Al respecto, un estudio “cruzado” publicado anteriormente, mostró que cuando hombres y mujeres consumieron cerveza lager sin alcohol durante 30 días, aumentaban la diversidad de su microbioma intestinal.

Cabe recordar que el microbioma o microbiota intestinal es la comunidad de microorganismos vivos residentes en el tubo digestivo, según la Revista de Gastroenterología de México.   

Esas mismas personas que participaron en el mencionado estudio estaban también en un segundo grupo que bebía una versión alcohólica de la cerveza y no tenía el mismo efecto.

(Foto: Pexels) 

Para analizar estos resultados, investigadores de la Universidad de NOVA de Lisboa en Portugal, buscaron resultados similares con los hombres en un tipo diferente de estudio, un diseño de ensayo paralelo y aleatorio, con dos grupos separados de participantes. 

En este nuevo estudio, liderado por la investigadora Ana Faria, se analizó a 19 hombres sanos divididos al azar en dos grupos que bebieron 11 onzas líquidas de cerveza con o sin alcohol con la cena durante 4 semanas.

(Foto: Pexels) 

Los investigadores descubrieron que factores como el peso, el Índice de Masa Corporal (IMC) y los marcadores séricos de la salud del corazón y el metabolismo de los participantes no cambiaron durante el estudio.

Sin embargo, observaron que al final de las 4 semanas, ambos grupos, los que bebían cerveza con y sin alcohol, tenían una mayor diversidad bacteriana en su microbioma intestinal y niveles más altos de fosfatasa alcalina fecal, que es señal de una mejora en la salud intestinal.

¿A qué se deben estos resultados? Los expertos sugieren que puede haber diferencias con los estudios anteriores debido a los diferentes diseños de los ensayos y a que los participantes vivían en comunidades diferentes.  

Basándose en este estudio piloto, los investigadores afirman que consumir una cerveza lager, independientemente de su contenido de alcohol, puede tener beneficios para la salud intestinal y la diversidad del microbioma intestinal de los hombres.

Sin embargo, recalcan que la cerveza sin alcohol puede ser la opción más saludable y que el nivel más seguro de consumo de alcohol es ninguno.

¿Qué comer para mejorar la microbiota intestinal?   

La Asociación Dietética Británica señala que hay razones importantes por las que nuestro microbioma intestinal nos ayuda, como el hecho de que las bacterias intestinales tienen un papel clave en la digestión de los alimentos, en particular en la descomposición de la fibra y la absorción de nutrientes.

(Foto: Pixabay) 

Esto se debe a que las bacterias producen varias vitaminas, como ácido fólico y vitaminas B2, B12 y K. También producen ácidos grasos de cadena corta (AGCC), que pueden reducir la inflamación, protegernos contra trastornos del colon y reducir los niveles de colesterol y azúcar en sangre.

Asimismo, estimulan las células que luchan contra las infecciones en el torrente sanguíneo.

Si deseas mejorar tu microbioma, consume una amplia y variada gama de alimentos de origen vegetal. 

(Foto: Pexels) 

La doctora Megan Rossi, le dice a la BBC que su recomendación es comer más fibra, que se encuentra en frutas, verduras, legumbres, nueces y cereales integrales. La fibra alimenta a las bacterias saludables, que fermentan la fibra y en el proceso producen sustancias que se cree que son "protectoras", como los ácidos grasos de cadena corta.

Por su parte, los alimentos probióticos, que son bacterias vivas que se encuentran en los alimentos fermentados como el yogur, podrían estimular el crecimiento de más microbios.

Elige aceite de oliva extra virgen en lugar de otro tipo de aceites y grasas siempre que puedas, pues contiene la mayor cantidad de polifenoles, que son buenos para los microbios del intestino.

"Dedicar tiempo a tu intestino es una inversión valiosa. Nunca se es demasiado joven o demasiado viejo para mejorar el microbioma", subraya el científico clínico Sunni Patel.

¿Qué esperas para hacer los cambios necesarios en tu alimentación?

(Con información de Infosalus, BBC)

Para saber más de...Los alimentos que debes evitar si sufres de gastritis

¿Qué es la gastritis?
La gastritis es una enfermedad que inflama el revestimiento del estómago, esta condición puede durar un par de meses (gastritis aguda) o permanecer durante varios meses o años, (gastritis crónica).
Tratamiento de la gastritis
Las recomendaciones generales para tratar esta afección requieren de dietas especiales que le permita al estómago generar una menor producción de ácido clorhídrico, el cual se ve incrementado por el consumo de algunos alimentos.
Los alimentos que no debes consumir:
Existe una lista sobre alimentos que deberían no consumirse al sufrir esta afección, entre estos se destacan los lácteos o los irritantes
Lácteos:
Estos se deben evitar principalmente por su alto contenido en grasas las cuales dificultan la digestión y su alta capacidad de fermentación, cualidades que aumentan la inflamación estomacal.
Fibra:
Los alimentos ricos en fibra, o la fibra soluble debe eliminarse ya que su consumo retrasa el vaciamiento gástrico.
Bebidas alcohólicas:
Se debe eliminar su consumo por completo ya que suelen ser muy ácidas para el estómago y durante su tratamiento se busca reducir los niveles de acidez de este órgano.
Bebidas gaseosas:
Estas contienen ácido carbónico el cual aumenta la acidez del estómago de la misma forma que las bebidas alcohólicas, irritando a la mucosa gástrica.