Aunque pedimos salud en la fiesta de fin de año, el 2020 entró con todo menos eso. Desde hace dos años venimos luchando contra el covid-19 y una lista de enfermedades nuevas y viejas que no nos dejan ni un mes tranquilos. 

Por eso, cuidar el sistema inmune es una de las necesidades básicas que muchas personas han introducido a su estilo de vida. Quien se identifique con esta búsqueda, sabe que no existe tal cosa como “aumentar” o “potenciar” la inmunidad y que es mejor alejarse de aquellos consejos que lo prometen. 

Lo que sí es verdad es que el sistema inmune necesita energía o refuerzos que le ayuden a desempeñar correctamente sus funciones. Aquí es donde radica la importancia de una alimentación saludable llena de vitaminas y minerales.

Cuando pensamos en cómo cuidar las defensas del cuerpo, lo primero que se viene a la mente es el jugo verde y sus relativos. Por eso, te presentamos 5 bebidas (que no son jugo) para proteger y energizar tu sistema inmune

(Foto: Pexels)

Bebidas para el sistema inmune: 5 opciones

Las bebidas juegan un rol fundamental cuando se trata de cuidar la salud. Es tan simple como mantenerse hidratado, ya que el cuerpo necesita agua para funcionar bien. 

Un ejemplo de la importancia del agua es lo que sucede con la garganta y la boca, que están en la primera línea de defensas del cuerpo, pero que sin hidratación, no pueden hacer su trabajo bien y permiten la entrada de patógenos. 

Una bebida ideal para ayudar al sistema inmune debe ser sin cafeína y baja en azúcar. Por eso, el agua es fundamental y de ahí podemos partir para consumir otros líquidos. 

  1. Agua con limón y miel
  2. Té de jengibre
  3. Leche dorada
  4. Vinagre de sidra de manzana
  5. Búlgaros 

Agua con limón y miel

Tomar agua tibia con limón y miel suena a remedio casero pero en realidad es una hecho científico. Ya te explicamos los beneficios del agua, mientras que el limón es una fruta rica en vitamina C, lo que favorece la capacidad del organismo para producir glóbulos blancos que combaten las infecciones.

Por su parte la miel, es un alimento milenario destacado por sus propiedades antibacterianas, antimicrobianas y antiinflamatorias. Recuerda que para mantener una buena dosis de vitamina C, debes tomar diariamente esta bebida.

Té de jengibre

El jengibre es una raíz oriental con propiedades muy saludables, como el gingerol, un compuesto que ayuda a reducir las náuseas, combatir el estrés oxidativo y combatir los virus y bacterias.  Esta bebida es mejor si le agregas unas gotas de limón

Leche dorada

Es una bebida hecha a base de cúrcuma, jengibre, pimienta, clavo, canela y leche o bebida vegetal. Juntos, estos ingredientes hacen a la leche dorada una bebida súper poderosa y deliciosa, aunque de sabor un poco fuerte y con propiedades increíbles. 

Por ingredientes como la cúrcuma y el jengibre, esta bebida tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas, capaces de prevenir infecciones, mejorar la circulación y fluidificar las mucosidades. 

Esta bebida no es recomendada para personas con gastritis o reflujo gastroesofágico.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana tiene un alto contenido en ácido acético y también es rico en vitamina C, antioxidantes y potasio; asimismo es una bebida con efectos antimicrobianos y antibacteriales. Por estas razones, es una bebida saludable que ayuda al sistema inmune y descongestiona las vías respiratorias. 

Para tomarlo, diluye una cucharada de esta bebida en un vaso de agua. Tomarlo puro podría causar irritación estomacal y no es recomendado para personas con problemas como reflujo gastroesofágico o gastritis.

Búlgaros o kéfir 

Son un conjunto de bacterias fermentadas en leche o en alguna solución de agua y azúcar que confieren grandes beneficios. El líquido que se produce tras este proceso ayuda a proteger el tubo digestivo y a alimentar la microbiota intestinal

La microbiota es un grupo de bacterias buenas que se encuentran en buena medida en el estómago y cuya función se asocia con el funcionamiento del sistema inmune

Recuerda que ninguna bebida por sí sola puede ayudarte a prevenir enfermedades. Para cuidar el sistema inmune y reducir el riesgo de padecimientos debes mantener una alimentación balanceada y hacer ejercicio. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Medical News Today, sanitarium.com)