Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2021 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Bastan dos semanas de tomar refrescos para dañar el metabolismo

El consumo habitual de estas bebidas causa inflamación celular, aumento de la presión arterial, resistencia a la insulina y depósito de grasa en las arterias.

INGRID SILVAJun 17, 2021 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Fotografía: La Otra Opinión

Lo + leído

De acuerdo con información de la Secretaría de Salud (Ssa), la evidencia científica es concluyente respecto a las bebidas azucaradas pues se sabe que producen daños a la salud independientemente del aumento de peso:

“Los efectos nocivos por el consumo de estas bebidas incluyen alteraciones metabólicas que se reflejan apenas dos semanas después de iniciar el consumo, y que constituyen un factor de riesgo para desarrollar enfermedades crónicas y finalmente, tener un riesgo mayor de muerte por esta causa”.

Te recomendamos: 7 beneficios del tamarindo para tu salud que debes conocer

Dos semanas de consumir refrescos bastan para dañar el metabolismo

En ese sentido, según un estudio clínico liderado por la doctora Kimber Stanhope de la Universidad de California Davis y publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, las bebidas azucaradas tienen efectos metabólicos adversos a solamente dos semanas de haber iniciado su consumo:

“La evidencia demuestra que el ingerir bebidas azucaradas con jarabe de maíz de alta fructuosa induce en la sangre un porcentaje mayor de partículas que transportan el llamado colesterol malo, lo que aumenta el riesgo de padecer ácido úrico, enfermedades cardiovasculares como infarto al miocardio y en consecuencia, un mayor riesgo de muerte”.

6 enfermedades causadas por las bebidas azucaradas

Al respecto, información de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), advierte que el consumo de refrescos, bebidas que aportan exceso de calorías y poca sensación de saciedad, también tienen exceso de azúcar, ácido fosfórico, aumenta el colesterol, triglicéridos, insulina, ácido rico y también genera mayor acidez y proliferación de bacterias.

Además de lo anterior, el consumo habitual de estas bebidas causa inflamación celular, aumento de la presión arterial, resistencia a la insulina y depósito de grasa en las arterias.

El consumo de bebidas azucaradas como los refrescos y otras bebidas endulzadas pueden también causar las siguientes enfermedades:

1. Síndrome metabólico

2. Diabetes mellitus tipo 2

3. Enfermedad cardiovascular

4. Daño en riñones

5. Gota

6. Caries.

Aumento de grasa en el abdomen

De acuerdo con otro estudio, publicado en la revista Pediatric Obesity por la doctora Alejandra Cantoral del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y colaboradores, no sólo existe una asociación entre el consumo de bebidas azucaradas y el aumento de peso, también la edad en el inicio del consumo de estas bebidas juega un papel importante. Los resultados se obtuvieron al analizar la información del proyecto Early Life Exposure in Mexico to Environmental Toxicants (ELEMENT):

“A los 2 años todos los participantes ya habían comenzado a consumir bebidas azucaradas, mientas que el 73% inició antes del primer año de vida. Este inicio temprano se asoció con una mayor acumulación de grasa abdominal y obesidad”.

 

Además de lo anterior, se encontró que los niños con la mayor ingesta de bebidas azucaradas en el primer año de vida mantuvieron este patrón de consumo en las edades analizadas, específicamente de los 8 hasta los 14 años de edad. 

También te sugerimos: Queso protege contra problemas de memoria asociados con la edad

Finalmente, En México el consumo de azúcares añadidos se encuentra por encima de las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomiendan que los azúcares añadidos no sobrepasen el 10% del total de energía de la dieta. Recuerda siempre consultar con un especialista en Nutrición.

Con información de: Secretaría de Salud, INSP

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda