El ayuno es una de las estrategias que muchos usan para perder peso y una tendencia al respecto que se ha puesto de moda gracias a las redes sociales, es el ayuno seco. Si nunca has escuchado de ello o estás pensando en aplicarlo, te decimos algunos claves que debes saber.

¿Qué es el ayuno seco? Seguro que es una de las preguntas que debes estarte haciendo y básicamente consiste en disminuir o retirar la ingesta de líquidos.

Se hace evitando la ingesta de agua y solo se incorporan los líquidos en la dieta a través de alimentos, especialmente frutas, como el coco y verduras.

¿Por qué está de moda el ayuno seco

Los influencers que promocionan este tipo de dieta aseguran que tiene muchos beneficios para eliminar la retención de líquidos y sus efectos.

(Foto: canva)

La Clínica Las Condes señala que la retención de líquidos es un aumento de volumen causado por fluidos atrapados en los tejidos del cuerpo.

Si constantemente se hinchan los pies y manos, es probable que tengas retención de líquidos, que ocurre por un aumento de volumen causado por fluidos atrapados en los tejidos. Afecta principalmente pies, tobillos y manos, aunque también se puede ver en espalda y párpados.

Existen muchas causas de la retención de líquidos, entre los que destacan estar sentado mucho tiempo o de pie, por el embarazo, la toma de medicamentos para controlar la presión arterial, o padecer enfermedades como insuficiencia cardiaca, renal o hepática.  

Otra de las supuestas ventajas del ayuno seco es que incrementa el rendimiento deportico porque el cuerpo se acostumbra a guardar más agua y a no perderlo.

¿Cuáles son los riesgos del ayuno seco?

Aunque los beneficios del ayuno seco pueden sonar muy convincentes, lo cierto es que no hay evidencia científica que respalde sus beneficios ni mucho menos que asegure que sea saludable hacer el ayuno seco.

De hecho, este régimen está totalmente desaconsejado porque podría poner en riesgo la vida, especialmente si se padecen enfermedades crónicas. 

(Foto: canva) 

El doctor Nicolás Romero, experto en nutrición y alimentación, indica que si una persona con una enfermedad como cáncer o infección viral como neumonía hace un ayuno seco, es probable que su estado de salud se agrave con el tiempo.

Además, destaca que existen dos tipos de ayuno seco, uno donde se puede beber agua y otro donde no se puede tomar nada de agua ni tampoco tener contacto con ella, es decir, no está permitido bañarse.

Pero el experto enfatiza que privar al cuerpo de agua es una pésima idea, pues se produce hormona antidiurética y toda el agua del cuerpo guarda el agua para la sangre, de manera que las células pierden hidratación y el cerebro sufre una especie de cansancio, hay mente borrosa.

“Es bastante dramático… el cerebro, las células neuronales están deshidratadas y el cerebro está peor”, advierte el especialista en nutrición.

La deshidratación es una afección causada por la pérdida de demasiado líquido del cuerpo, indica MedlinePlus. Ocurre cuando se pierden más líquidos de los que se ingieren y el cuerpo no tiene suficientes líquidos para funcionar bien.

La deshidratación puede ser leve o lo suficientemente grave como para poner en peligro la vida y se manifiesta con síntomas como, confusión, desmayo, latidos y respiración rápidos y orina poco frecuente.  

(Foto: canva) 

De manera que no existen evidencias de que el ayuno seco tenga alguna ventaja para la salud, todo lo contrario.

El experto recuerda que los ayunos prolongados, ya sea de agua o comida, producen cambios psicológicos que afectan el comportamiento e inducen el desarrollo de trastornos en el comportamiento alimentario. 

Así que antes de hacer ayuno seco o cualquier tipo de ayuno, siempre debes consultar al médico y tener la supervisión en cada etapa.

(Con información de Mejor con Salud, Infosalus)