La tiroides es una glándula muy importante en el cuerpo humano ya que se encarga de producir muchas de las hormonas que ayudan al cuerpo a funcionar de forma correcta. Por ejemplo, la tiroides es responsable de la temperatura corporal, la velocidad de nuestro metabolismo y de nuestro ritmo cardíaco.

Cuando una persona sufre de la tiroides por una enfermedad, puede presentar síntomas como piel seca, cambios repentinos de peso, cambios de humor y alteraciones en la menstruación, entre otras cosas. Como verás, la tiroides es una glándula muy importante que debemos aprender a cuidar con o sin un padecimiento de por medio.

Por eso, te platicamos cuáles son los mejores alimentos que debes comer para cuidar de la tiroides, especialmente si tienes hipertiroidismo, hipotiroidismo o cualquier otra enfermedad de la glándula tiroidea.

8 mejores alimentos para cuidar la tiroides ( y 2 muy malos)

La tiroides necesita yodo para producir hormonas tiroideas, cuando hay una deficiencia de este mineral se puede desencadenar el hipotiroidismo o el bocio. Es especialmente importante que los niños y las mujeres embarazadas consuman yodo. La cantidad de este mineral que debemos consumir diariamente varía de acuerdo a la edad.

(Foto: NIH)

Solo recuerda que nada en exceso es bueno, por lo que comer mucho yodo también puede ser perjudicial para tu salud. Por fortuna, la mayoría de las personas consumimos yodo regularmente gracias a la sal de mesa, que normalmente viene adicionada con yodo.

Sin embargo, las personas que tratan de reducir su consumo de sal o las que son vegetarianas o veganas, son las que menos yodo consumen. También hay quienes consumen mucha alga marina, ya que está repleta de dicho mineral; sin embargo, lo recomendable es comer alga marina por lo menos una vez a la semana, para no excederte.

Estos son 8 alimentos ricos en yodo y que son buenos para la tiroides.

Dieta para cuidar la tiroides

  1. Yogur
  2. Nueces de Brasil
  3. Leche
  4. Pollo y res
  5. Pescado y mariscos
  6. Huevos
  7. Moras
  8. Vegetales crucíferos

Yogur

El yogur contiene alrededor de 85 microgramos (mcg) de yodo por taza. Sin embargo, la cantidad de yodo en los yogures varía de acuerdo con la marca y el tipo. Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) recomiendan el yogur griego y el yogur bajo en grasa (los dos de sabor natural) para obtener hasta el 50% de tu ingesta diaria de yodo.

(Foto: Pixabay)

Nueces de Brasil

De acuerdo con los NIH, las nueces de Brasil son otro gran alimento para la tiroides, ya que contienen otro nutriente que ayuda a regular las hormonas tiroideas: el selenio. Según un estudio publicado en Endocrinología Clínica, el selenio podría ayudar a evitar el daño tiroideo a largo plazo en los pacientes con enfermedad de Hashimoto y Graves.

Un puño de nueces de Brasil es suficiente para tu ingesta diaria de selenio, que es de 400 mcg al día. Si te excedes, podrías experimentar pérdida de cabello, uñas descoloridas, aliento de ajo e incluso falla cardíaca.

Leche

La leche y los productos lácteos son de las mejores fuentes de yodo, dice el NIH. Tomar una taza de leche baja en grasa te ayudará a alcanzar un tercio de la ingesta diaria necesaria de este mineral. Opta por una leche enriquecida con vitamina D.

(Foto: Pexels)

Pollo y res

El zinc es otro nutriente clave para tu tiroides pues el cuerpo lo necesita para producir hormona tiroidea, además de que lo absorben. Las carnes como el pollo y la res son una excelente fuente de zinc. Una porción de 85 gramos de bistec o pollo asado contienen hasta 3 miligramos de yodo.

Pescado y mariscos

Dado que el yodo se encuentra en el suelo y el agua de mar, el pescado y los mariscos son otra gran fuente de dicho mineral. Una porción de 85 gramos de pescado contiene 158 microgramos de yodo. El bacalao, la trucha, la langosta y el camarón son buenos.

Huevos

Un huevo grande contiene hasta el 16% de la ingesta diaria necesaria de yodo y hasta el 20% del selenio que necesitas, de acuerdo con el NIH. Por eso, son considerados un superalimento para la tiroides. Come el huevo entero, no le quites la yema, porque es lo que más contiene dichos minerales.

(Foto: Pexels)

Moras

Una buena dieta para la tiroides necesita más que yodo, selenio y vitamina D. Los antioxidantes también son excelentes, ya que pueden ayudar a manejar una disfunción en la glándula. Las moras de todo tipo y color son ricas en antioxidantes, aunque las mejores son las frambuesas negras.

Vegetales crucíferos

El brócoli, la coliflor, el kale o las coles de Bruselas son buenas para la tiroides, gracias a todos sus componentes, minerales y vitaminas.

Los peores alimentos para tu tiroides

Alimentos procesados

Aunque creas que las papitas con sal que venden en la tienda son buenas para tu tiroides porque tienen sal, la realidad es que a estos productos no les ponen sal con yodo.

Entonces terminarás comiendo mucho sodio sin yodo, además de que los alimentos procesados causan inflamación en el cuerpo y te dejan vulnerable a enfermedades.

Comida rápida

Es la misma historia que con los alimentos procesados. Mucho sodio, mucha azúcar y grasas saturadas pero nada de yodo, selenio, zinc o vitamina D. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de NIH, Healthy)