Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

8 alimentos que te dejan con hambre después de consumirlos

Mientras hay alimentos que te pueden saciar, hay otros que solo te dejan más hambrientos y con ganas de comer más. Esos son los que más engordan.

ARANTXA LÓPEZEne 11, 2022 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Estos son los alimentos que te dejan con hambre (Foto: Pexels)

Lo + leído

¿Hay alimentos que te dejan con hambre? Comer es un placer de la vida, hay muchos alimentos que nos hacen sentir bien por su sabor, recuerdos relacionados o simplemente porque encontramos confort en ellos; hay ocasiones en que sentimos hambre o antojo y elegimos comidas buscando esa sensación placentera más que por el hecho de buscar saciedad.

Otras veces creemos que son alimentos saludables, cuando en realidad son antagonistas de una dieta medida y equilibrada. Cuando elegimos estas opciones es muy probable que consumamos más calorías de las que necesitamos ya que el alimento no nos brindará nutrientes o calorías complejas que nos hagan sentir llenos. Por eso te explicamos cuáles son los 8 alimentos que te dejan con hambre después de consumirlos. 

8 alimentos que te dejan con hambre

Si estás buscando cortar calorías y reducir medidas o solo comer mejor, checa estos 8 alimentos que lejos de saciar tu hambre, te dejarán queriendo más.

1. Pan dulce

Muchas mañanas empezamos el día con un cafecito y un pan dulce. Creemos que ese es un desayuno pero estamos muy equivocados. Ya sea un cuernito, una dona o un panqué de arándanos, cualquiera de estas opciones contiene calorías vacías, es decir, estamos consumiendo un montón de ellas sin recibir nutrientes. La receta para un delicioso pan dulce es harina refinada, azúcar y grasa, todo esto llega rápidamente a la sangre provocando que dentro de poco tiempo ya queramos más alimento. Prueba desayunar un pan integral con un huevo pochado.

2. Yogur bajo en grasa

Estás leyendo bien, aunque el yogur tiene excelentes propiedades y funciona como proteína, el hecho de que no se mastique engaña a nuestro organismo. Entre más mastiques un alimento, mayor sensación de satisfacción obtendrás. Además, al remover la grasa del yogur, se le está quitando la propiedad de aportar saciedad y en su lugar se le adiciona con azúcares que llegan inmediatamente a la sangre. Por eso, te recomendamos elegir un yogur tradicional sin azúcar añadida, complementarlo con frutos rojos, avena y nueces.

3. Arroz blanco

Con el arroz blanco tendrás una subida de azúcar en la sangre, seguida de una caída estrepitosa, lo que se traduce en sentir hambre de nuevo dentro de poco tiempo. Intenta sustituir en tu receta el arroz blanco por arroz integral o salvaje. Combina este cereal con verdura y carne para tener un platillo completo y que mantendrá la lombriz a raya durante un buen rato.

Guarda para después: 

4. Claras de huevo

Probablemente hayas visto dietas que limitan el consumo del huevo únicamente a las claras. Si bien al quitar la yema estás recortando calorías, también le estás restando propiedades que te hacen sentir satisfecho. La yema es una proteína completa ya que sus aminoácidos ayudan a la producción de células en el cuerpo. Por otro lado, la cantidad de grasas saturadas y colesterol difícilmente afectarán tu dieta, siempre y cuando ésta sea balanceada. 

5. Edulcorantes

Sí eres de las personas que buscan recortar calorías o reducir su consumo de azúcar sustituyéndola por stevia u otro edulcorante, analiza lo siguiente: mientras satisfaces el sabor dulce en tu paladar, tu cerebro recibe la señal de que tu cuerpo recibirá azúcar… pero esto no sucede. Este efecto provocará un desajuste en tu nivel de azúcar en la sangre y finalmente te hará sentir más hambre.

6. Jugo de frutas

Por más natural y fresco que sea el jugo de frutas, la realidad es que estás consumiendo toda el azúcar de ella sin su fibra correspondiente. Por ejemplo, para obtener un vaso de jugo de naranja seguramente necesitarás al menos dos de ellas, entonces en un vaso estás tomando el doble de azúcar y nada de fibra. Mejor disfruta una sola naranja, gajo por gajo y evita el pico de azúcar en la sangre. La fibra ralentiza la velocidad en que ésta llega al torrente sanguíneo, brindando saciedad por más tiempo.

7. Pan blanco

Este alimento es elaborado con harina refinada, esto significa que el grano pierde su germen y salvado, barriendo con toda la fibra y los nutrientes que se encuentran ahí. Existen variedades de panes hechos con granos integrales, pruébalos y elige el que más te guste, de esta forma tu sandwich estará lleno de energía que te durará por varias horas.

8. Papas fritas

Ya sea en hojuelas o a la francesa, sucede que cuando fríes la papa en aceite, ésta pierde todo su poder. Una papa hervida y horneada satisface tu hambre mejor que la mayoría de los alimentos, lamentablemente al freírla la magia se acaba: se multiplican las calorías, los carbohidratos, las grasas y se pierde el agua y sus nutrientes. 

SIGUE LEYENDO: 

Con información de : WEB MD


Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda