A quién no le ha dado ganas de comer un tentempié justo antes de dormir. Quién esté libre de pecado que lance la primera piedra, entonces. Una rebanada de pizza o unos hot cakes antes de dormir no es lo peor si lo haces muy de vez en cuando. Sin embargo, si lo haces diario o varios días a la semana, en poco tiempo los efectos en tu cuerpo serán notorios.

A largo plazo, cenar comida pesada puede llevarte al sobrepeso y la obesidad, incluso te puede provocar diabetes. Por eso, hoy te contamos cuáles son los peores alimentos que puedes comer antes de dormir y te damos algunas opciones saludables.

Te puede interesar: 

(Foto: Unsplash)

 7 peores alimentos que debes evitar antes de dormir 

  • Pizza

Aunque parezca tentador, una inocente rebanada de pizza tiene tal cantidad de grasa que puede ocasionar acidez estomacal, sobre todo si estás pensando en acostarte y dormir poco después de ingerirla. 

La opción saludable es comer  medio sándwich de pan integral, que mantendrá a raya el hambre mientras sueñas. El relleno puede ser de pavo que contiene triptófano, un aminoácido que te hace sentir adormecido, o de crema de cacahuate, que aumenta los niveles de serotonina en tu cuerpo y provoca relajación. 

  • Burritos 

Elegir un alimento así de grasoso y picoso antes de dormir no es la mejor idea si estás buscando tener un sueño reparador. No sólo te expones a sufrir reflujo sino también incómodos gases producto de los frijoles. 

La opción saludable son unas galletas integrales con queso son una buena alternativa. Al comerlas satisfaces tu antojo de queso y mejor todavía si eliges cottage que contiene triptófano y que es usado como agente hipnótico en humanos frente a los desórdenes del sueño.

  • Papas

La grasa y la sal son una combinación peligrosa, especialmente cuando se acerca la hora de dormir. Además, por ser piezas pequeñas es fácil agarrar de más y comer en exceso sin darte cuenta.

Las palomitas son la alternativa ideal. Eso sí, no deben estar bañadas en mantequilla, chile, queso o sal. Las palomitas son integrales y tienen fibra, por lo que te satisfarán más que las patatas fritas y te permitirán aguantar más tiempo.

(Foto: Pexels)

  • Galletas y chocolate

Un exceso de azúcar antes de dormir no es la mejor idea, porque te sube la energía cuando ésta debería ir para abajo. Además, un subidón de azúcar suele ir seguido de un bajón que puede hacerte sentir mal. 

La opción saludable son las barritas de granola o avena, pero siempre fíjate en las etiquetas nutrimentales para comprobar que no tengan exceso de calorías o azúcar.  Además, asegúrate de que la barrita tenga algo de proteína y fibra. También puedes optar por medio plátano y un puñado de almendras, ambas buenas fuentes de magnesio, un mineral que puede ayudar a relajarte

  • Nieve o helado

La grasa y el azúcar del helado o la nieve pueden dificultar el sueño, sobre todo si eliges un sabor con chocolate. La opción saludable es comer yogur griego con fruta, sobre todo con cerezas o frambuesas, frutas que contienen melatonina, una hormona que ayuda a adormecerte.

  • Cereal

Los cereales comerciales están cargados de carbohidratos vacíos, por lo que no te llenará durante mucho tiempo. Si te apetece tomar cereales, cámbialos por cereales simples y altos en fibra.  

Aunque la opción más saludable es un plato de avena, mejor si está caliente porque te ayudará a relajarte y la fibra te ayudará a llenarte. La avena también tiene melatonina, que favorece el sueño.

(Foto: Pexels)

  • Refresco

Además de evitar el café antes de dormir, también debes evitar el refresco, que también contiene cafeína. Intenta eliminar toda la cafeína al menos 6 horas antes de acostarte. Las burbujas del refresco te pueden provocar hinchazón, gases y ardor de estómago. 

La opción saludable es una taza de té de hierbas sin cafeína para ayudar a relajarte antes de acostarte. Prueba la manzanilla, la pasionaria o la valeriana. La menta también puede ser una opción relajante, siempre que no tengas tendencia a la acidez.

Sigue leyendo: 

Con información de: Web MD