Siempre nos han dicho que evitando los carbohidratos podemos bajar de peso. Muchas dietas restringen o evitan el consumo de pastas, pan y arroz porque son alimentos altos en carbohidratos. Esta vez te traemos una alternativa al recorte de carbohidratos en la que puedes integrarlos a tu alimentación como aliados en la pérdida de peso.

El truco está en elegir carbohidratos con almidón resistente. De acuerdo con la especialista en nutrición Mindy Patterson, este tipo de almidón es una variedad de fibra que no se descompone como glucosa en el organismo, sino que se fermenta durante su tránsito en el intestino grueso, convirtiéndose en alimento de la flora intestinal.

Estos carbohidratos tienen propiedades similares a la fibra dietética, por ejemplo, la sensación de saciedad que producen evita un mayor consumo de calorías. Otros beneficios que se gozan al comerlos son la reducción de inflamación, regulación del metabolismo, control de los niveles de azúcar y aumenta la sensibilidad a la insulina. 

¿Carbohidratos para bajar de peso? Estos son los que te ayudan 

Entonces, consumiendo carbohidratos con almidón resistente, además de bajar de peso, se reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y obesidad. Te recomendamos consumir una porción dos veces al día de los siguientes alimentos:

  1. Ensalada de papas
  2. Hummus
  3. Plátano verde
  4. Arroz recalentado
  5. Tortillas
  6. Avena

(Foto: Pexels)

1. Papa

Cuando se coce la papa y se come caliente, estamos ingresando al cuerpo almidones que se descomponen en glucosa y elevan los niveles de azúcar, sin embargo si las dejamos enfriar, estaremos ingiriendo almidón resistente que nos saciará y mejorará nuestra digestión.

2. Hummus

Este platillo es preparado a base de garbanzos cocidos y se degusta frío. Es decir, sucede lo mismo que con las papas, al comer garbanzo, frijoles, chícharos y otras legumbres calientes serán glucosa para el organismo. Debemos consumirlos fríos para obtener almidón resistente.

3. Plátano verde

Un plátano maduro es delicioso por su dulzura y ello se debe a los almidones que se convierten en azúcar. Para obtener almidón resistente, es necesario consumir el plátano verde cuyo sabor no es tan placentero, pero al combinarlo con cereal o yogur ligeramente endulzado puede volverse un excelente desayuno.

(Foto: Pexels)

4. Arroz recalentado

Estás leyendo bien, de acuerdo a Patterson, el arroz frito podría ser una exquisita opción de carbohidrato con almidón resistente. Sucede lo mismo que con las papas y legumbres, el arroz se debe dejar enfriar después de cocerlo, pero como el arroz frío no es agradable al gusto, es posible freírlo para obtener todos los beneficios.

5. Tortillas

Al igual que la mayoría de los alimentos ya mencionados, la tortilla se debe dejar enfriar varios días y al comerla recalentada, estaremos ingiriendo almidón resistente.

6. Avena

Un plato de avena cocida con fruta y semillas es un desayuno ideal para bajar de peso. De preferencia deja enfriar la avena para obtener la mayor cantidad de almidón resistente, pero si la prefieres tibia, también tendrá un poco.

Ahora ya sabes, no tienes que eliminar los carbohidratos de tu vida, sólo elige las opciones que te recomendamos y además de bajar de peso obtendrás muchos otros beneficios.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Women´s Health)