Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Tener covid-19 incrementa hasta 50% el riesgo de depresión o ansiedad

Así lo indica un estudio publicado en The Lancet Public Health tras analizaron a casi 250 mil personas durante 16 meses

ARANTXA LÓPEZAbr 13, 2022 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Tras covid-19, personas quedan más expuestas a problemas de salud mental (Foto: Pexels)

Lo + leído

Las secuelas del covid-19 no son solo síntomas físicos, sino también mentales. Poco se ha discutido acerca de los estragos de salud mental que perduran en las personas que se infectaron con covid-19 en algún punto de estos dos años de pandemia.

Un estudio publicado en The Lancet Public Health indica que síntomas de depresión, angustia, ansiedad y mala calidad del sueño pueden durar hasta 16 meses en personas recuperadas de covid-19 que no necesariamente estuvieron hospitalizadas pero que sí pasaron por lo menos una semana en cama. 

La investigación encontró que las personas que padecieron covid-19, incluso sin haber requerido hospitalización, tenían más probabilidades de experimentar síntomas depresivos más de un año después del diagnóstico, en comparación con los que nunca se infectaron. 

Otro descubrimiento relevante fue que la mayoría de las personas que padecieron dificultades mentales como depresión o ansiedad tras el covid, lo superaron dos meses después. No obstante, para quienes estuvieron postrados en cama al menos una semana, los síntomas mentales continuaron.

Te puede interesar: 

(Foto: Pexels)

Tener covid-19 incrementa hasta 50% el riesgo de depresión o ansiedad

El estudio fue realizado en 6 países: Dinamarca, Estonia, Islandia, Noruega, Suecia y Reino Unido con participantes mayores de 18 años. Se realizó un contraste de la prevalencia de síntomas como depresión, ansiedad, estrés y mala calidad de sueño en personas con y sin diagnóstico de covid-19. Se logró reunir casi 250 mil adultos con un periodo de observación de 16 meses. Diez mil personas tenían un diagnóstico de coronavirus

Los resultados arrojaron que en general, haber padecido covid-19 suponía una mayor probabilidad de desarrollar depresión, ansiedad o problemas para dormir en contraste con las personas que nunca fueron diagnosticadas. El 20% de pacientes con covid tuvieron depresión contra un 13% de personas sanas. 

Para saber más de...6 tipos depresión que quizá no conocías

Aspectos generales de la depresión:
Es un trastorno de bajo estado de ánimo que tiene una larga duración y que afecta la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria con placer o interés. Una vez diagnosticada se le nombra depresión clínica y pueden existir 3 tipos de episodios depresivos: leve, moderado o grave.
Depresión mayor o trastorno unipolar:
Los síntomas más claros de una depresión mayor son: aspecto triste, postura decaída, escaso contacto visual, ausencia de expresión facial, pocos movimientos corporales, insomnio, poca energía, sentimientos de culpa, cambios en el habla, la alimentación e higiene personal y pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
Depresión postparto:
Puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año del nacimiento, la mamá tiene sentimientos de desesperanza e inutilidad, también puede perder interés por el bebé y tener deseos de lastimarse a sí misma o al bebé. En los episodios más graves, las madres pueden sufrir alucinaciones.
Depresión reactiva:
Es provocada como una reacción a situaciones adversas y estresantes como un duelo, una separación, pérdida de empleo, entre otros. Puede ser un episodio único o recurrente y a veces no es inmediato al evento porque el suceso no se ha procesado adecuadamente.
Distimia o depresión crónica:
Ocurre cuando los síntomas de depresión duran más de dos años seguidos, normalmente estos síntomas inician en la adolescencia. Quienes lo padecen, a menudo son personas negativas, pesimistas, sin sentido del humor, pasivos, introvertidos, hipercríticos respecto de sí mismos y de los demás y quejumbrosos.
Depresión psicótica:
En un episodio severo de depresión, la persona puede tener alucinaciones o delirios, esos síntomas se llaman psicosis. El delirio significa que se llegan a creer cosas que no son reales; una alucinación es cuando alguien puede ver, oler, sentir o saborear cosas que no son reales.
Ciclotimia:
Se diagnostica así cuando una persona tiene estados de ánimo inestables con persistencia. Están acompañados de periodos de depresión y de euforia pero estos episodios no son lo suficientemente graves para llamarlos bipolaridad.

Asimismo se concluyó que mientras mayor fuera la gravedad de la infección por el virus, mayores serían las probabilidades de desarrollar problemas de salud mental. Los investigadores consideran que esto se puede deber a que las personas que permanecieron más tiempo enfermas se encontraban ansiosas por el riesgo de infección y agobiadas por el aislamiento social.

Quienes estuvieron en cama al menos una semana tuvieron un 50% o 60% más de probabilidad a lo largo de 16 meses de experimentar una mayor depresión y ansiedad en comparación con personas que nunca se contagiaron.

Los investigadores del estudio piden que se de un mayor seguimiento a la salud mental de las personas recuperadas del covid-19 sin importar la gravedad de sus síntomas.

SIGUE LEYENDO:

 

Con información de: The Lancet Public Health

 

Tema: covid-19 Tema: depresión Tema: Ansiedad

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda