En un estudio reciente publicado en la revista académica Nature Neuroscience, científicos dieron a conocer una nueva forma de cribado para caracterizar los genes que regulan funciones específicas de la microglía que puedan contribuir a la cura del Alzheimer.

Las microglías son células del sistema nervioso central que funcionan como elementos del sistema inmunológico. Al caracterizar los genes regulatorios que provocan que la microglía cambie de un estado sano o uno enfermo, como sucede en los pacientes de Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas puede ser benéfico para encontrar nuevos tratamientos.

Lograr lo anterior podría ayudar a desarrollar tratamientos que se dirijan a estos genes o a las proteínas codificadas por dichos genes. El Alzheimer es la forma más común de demencia y a pesar de que existe mucha información al respecto, todavía no hay tratamientos.

Las células inmunes del cerebro eliminar neuronas durante Alzheimer

Lo que se sabe sobre el Alzheimer es que la acumulación de la proteína beta-amiloide es una característica importante del padecimiento. Se han hecho muchas investigaciones al respecto de por qué se da una acumulación anormal.

(Foto: Unsplash)

Sin embargo, las investigaciones han notado que los individuos con Alzheimer no muestran mutaciones en sus genes relacionados con la acumulación de dicha proteína. Por el contrario, pruebas recientes sugieren que los individuos con la enfermedad muestran déficits en la eliminación de beta-amiloide.

De igual forma, cada vez hay más pruebas de que la capacidad de la microglía para eliminar la proteína beta-amiloide puede estar alterada en el Alzheimer y que además puede contribuir a su desarrollo al segregar proteínas inflamatorias y provocar una eliminación excesiva de neuronas y sinapsis, que son los enlaces entre neuronas que les permiten comunicarse.

Científicos lograron “reprogramar” células asociadas al Alzheimer

En el estudio recientemente publicado, los investigadores utilizaron una herramienta de edición de genes conocida como CRISPR-Cas9 que sirve para identificar los genes involucrados en diferentes enfermedades.

Para la investigación, los científicos utilizaron una versión modificada de las herramientas que podía aumentar o disminuir el gen de interés, es decir, apagarlo y prenderlo. También utilizaron células madre pluripotentes inducidas (iPSCs), las cuales se obtienen mediante la reprogramación de células adultas de tejidos como la piel, el cabello o la sangre, a un estado embrionario.

En este caso, hicieron ese procedimiento con las microglías y se logró reducir la cantidad de células enfermas y además modificarlas a un estado sano. Lo que demuestra que la plataforma basada en CRISSPR podría ayudar a identificar los genes asociados a las enfermedades neurodegenerativas.

En otras palabras, el estudio logró demostrar que las pruebas CRISPR en la microglía humana tienen el poder de reprogramar, mejorar sus funciones y bloquear la toxicidad en la enfermedad de Alzheimer. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Medical News Today)