Por si no lo sabías, el salir de fiesta y el bailar en general aporta diversos beneficios mentales, tanto en el aspecto fisiológico como en el psicológico, reduce el estrés y aleja la depresión.

Ayuda a ejercitar la memoria y la atención en el lugar y la circunstancia, obliga a coordinar los movimientos corporales.

Además, potencia la autoestima y la confianza en uno mismo, a la vez que ayuda a vencer la timidez. Favorece los vínculos personales, ya que estos momentos invitan a la mente a descansar, para podernos dejar llevar por el poder que tiene la música.  

La fiesta y el baile han sido los frutos de las filosofías y objeto de estudio para la ciencia en muchos países. Salir de fiesta y el bailar es denominada una celebración o un acontecimiento en nuestras vidas que no se celebra porque sí, ni cualquier día, ni en cualquier sitio.

Foto: Canva

Para ello se observó el tiempo y los astros, de ahí surge el calendario, ese papel el cual también lo podemos apreciar digitalmente y que sirve para ir marcando las fiestas.

Ha sido el fruto de la observación de los astros y de la naturaleza durante innumerables estaciones, nos indica el tiempo para la siembra y la cosecha, fundamental para la supervivencia, nos dice el tiempo de laborar y el de festejar, anuncia los cambios de estaciones y la época de las lluvias.

Todos estos cambios cíclicos nos sitúan en el universo y nos lanzan la gran duda sobre qué hacemos nosotros aquí y llega la respuesta, pasarlo bien, sobre todo en la fiesta y el baile. En ellos reside nuestro espíritu.

¿El salir de fiesta y el bailar resulta terapéutico?

Actualmente el salir de fiesta y el bailar siempre será un poderoso medio de crear unidad, de borrar roces, rencores, ofensas y hasta preocupaciones.

Si se quiere pertenecer a un grupo, a una comunidad de acción, hay que saber laborar y trabajar, pero si solo se sabe esto se es como un pájaro sin alas ni voz. El trabajo une, pero la fiesta y el baile une mucho más.

Foto: Canva

En un tiempo no muy lejano, faltar al baile como a la fiesta por ejemplo religiosa, era pecado y te perseguían la Guardia Civil, la Iglesia y los dictadores, los cuales saben perfectamente lo que unen el salir de fiesta y el bailar.

Para salir de fiesta y bailar uno se limpia, se arrepiente, se purifica, se reconcilia y hasta reflexiona. Se prepara sobre todo para reunirse con los suyos, familiares y amigos, y se presenta siendo su mejor versión con una sola predisposición, pasarlo bien.

¿Cómo mantener tu cerebro activo y conectado con la música?

Psicólogos especialistas aseguran que, con el ritmo de la música y los bailes, una persona recupera su identidad. Esto es debido a que no solamente se recupera la gracia del movimiento sino la salud del alma y del cuerpo.

Hay pocas cosas que estimulan el cerebro como lo hace la música. Si quieres mantener tu cerebro ocupado durante el proceso de envejecimiento, escuchar o tocar música es una gran herramienta. Proporciona un entrenamiento total del cerebro mientras que te permite llegar incluso a estados meditativos.

Foto: Canva

  • Las investigaciones han demostrado que la música puede reducir la ansiedad, la presión arterial y el dolor, así como mejorar la calidad del sueño, el estado de ánimo, la agudeza mental y la memoria.
  • La música es estructural, matemática y arquitectónica. Se basa en las relaciones entre una nota y la siguiente. Puede que no seas consciente de ello, pero tu cerebro tiene que hacer muchos cálculos para darle sentido.

Te guste o no el salir de fiesta y el bailar, nosotros te proporcionamos este consejo: ¡Prepara la fiesta y vive el baile!

(Con información de Psicología y Mente, Instituto Mexicano de Psicología y el Instituto Nacional de Psicología)