Si bien investigaciones previas habían demostrado que las emociones negativas y problemas como baja autoestima podrían tener un papel importante para desarrollar un trastorno por consumo de alcohol, un equipo de investigadores belgas demostró que además de esto, ser perfeccionista podría aumentar el riesgo de sufrir de alcoholismo.

(foto: freepik)

El alcoholismo es un problema de salud mental

El trastorno por consumo de alcohol, se trata de un problema de salud mental que se caracteriza porque las personas que la padecen suelen presentar dificultades y complicaciones en la capacidad de controlar la cantidad de alcohol que consumen.

Este trastorno abarca los problemas conocidos como dependencia o abuso del alcohol, así como el alcoholismo, que es el término coloquial más utilizado y más conocido por la población.

Es importante decir que este trastorno puede presentarse en diferentes niveles, y aunque no existen factores causantes definitivos o específicos, diferentes estudios y organizaciones, como la OMS, han encontrado que en algunos factores de riesgo pueden ser:

  • La edad.
  • El género (principalmente en varones).
  • Situación familiar y socioeconómica.
  • Impulsividad. 
  • Emociones negativas y problemas en el control de la negatividad.

(foto: freepik)

El alcoholismo y el perfeccionismo podrían vincularse

Ahora, un estudio belga, publicado en Alcoholism: Clinical & Experimental Research, ha encontrado que las personas con perfeccionismo podrían tener un riesgo más elevado de padecer un trastorno de consumo de alcohol severo.

El estudio contó con la participación de 130 adultos, de los cuales la mitad (65) padecían alcoholismo y se encontraban bajo tratamiento para desintoxicarse; y la otra mitad eran personas que no padecían este trastorno, es decir, eran un grupo control.

A los participantes se les evaluó con la escala Hewitt Multidimensional Perfectionism Scale para evaluar su nivel de perfeccionismo, e igualmente se buscó evaluar la existencia de otros síntomas, como los asociados a depresión o ansiedad.

Tras analizar los resultados de estas evaluaciones, se encontró que aquellos pacientes que padecían de alcoholismo: tenían mayores tendencias de perfeccionismo, así como más síntomas de ansiedad y depresión, que si se les comparaba con el grupo control.

(foto: freepik)

El tipo de perfeccionismo también puede influir

Pero no solo encontraron que había una correlación entre el alcoholismo y el perfeccionismo, sino que también descubrieron que podría haber mayor asociación entre tipos específicos de perfeccionismo:

  • 79% de los pacientes con alcoholismo presentaban mayor perfeccionismo auto-orientado, es decir un perfeccionismo que lleva a tener estándares exagerados sobre el propio desempeño.
  • 88% de los pacientes tenían mayor perfeccionismo orientado al ámbito social, o sea, a una percepción de que otras personas tienen grandes expectativas sobre las acciones.

Además, se pudo descubrir que el perfeccionismo auto-orientado en personas alcohólicas, era más común y prevalente en varones que habían alcanzado mayores grados académicos; pero en personas sin alcoholismo, incluso si tenían un consumo medio-moderado de alcohol, esto no ocurría.

Otro de los descubrimientos de los autores consistió en que la mayoría de los pacientes con este problema tenían estándares personales irreales, así como una sensibilidad aumentada en relación a las expectativas de otros.

(foto: freepik)

¿Pero por qué el perfeccionismo puede llevar al alcoholismo?

Según el psicólogo Jonathan M. Sumpter, director en University of Dallas Counseling Center, el perfeccionismo puede llevar al alcoholismo debido a los sentimientos negativos que pueden generarse, los cuales buscan erróneamente calmar por medio del consumo de alcohol.

“El perfeccionismo usualmente causa estrés y pensamientos o emociones negativas en las personas. Por lo tanto, muchos individuos que sufren de este problema pueden recurrir al alcohol para manejar y calmar estos sentimientos”, agregó el experto.


Además, en algunos casos, es probable que las personas que tienen rasgos o características perfeccionistas puedan tener problemas para reconocer o pedir ayuda en relación a su uso del alcohol, lo que podría agravar su problema.

(Con información de: Healthline, Alcoholism: Clinical and Experimental Research.)