Polo Polo, el popular comediante mexicano murió a los 78 años de edad la madrugada de este lunes, según reportó su hijo Paul García al programa Ventaneando. 

Leopoldo Roberto García Peláez Benítez, quien también era conocido como “Maestro de la Comedia” padecía demencia vascular y murió de causas naturales en su hogar, informó su hijo. Sin embargo, el programa Cuéntamelo Ya de Televisa afirmó que su fallecimiento se derivó de un paro cardíaco

Paul agregó que su padre Polo Polo había permanecido en casa durante su enfermedad porque no quiso recibir atención médica en un centro de salud. Polo Polo se hizo famoso por sus participaciones en televisión donde fue conocido como uno de los primeros standuperos de México.

Polo Polo muere a los 78 años; tenía demencia vascular ¿qué es? 

De acuerdo con el sitio especializado Alzheimer.gov, la demencia vascular es un tipo de demencia y es la segunda más frecuente diagnosticada después del Alzheimer. 

 

(Foto: Cuartoscuro)

Se trata de un padecimiento que provoca problemas con el razonamiento, la planificación, el juicio, la memoria y otros procesos mentales provocados por el daño cerebral a causa de la disminución del flujo sanguíneo al cerebro.

Una de las causas más frecuentes de la demencia vascular es un derrame cerebral que obstruye una arteria en el cerebro. Aunque no todos los accidentes cerebrovasculares causan este tipo de demencia, también pueden ser consecuencia de otras enfermedades que dañan los vasos sanguíneos y disminuyen la circulación. 

Asimismo hay factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer una enfermedad que daña los vasos sanguíneos y disminuya el flujo sanguíneo y en consecuencia, provocar demencia vascular, como:

  • enfermedad cardíaca
  • accidente cerebrovascular
  • hemorragia cerebral
  • estrechamiento o daño a los vasos sanguíneos
  • diabetes
  • hipertensión arterial 
  • hiperlipidemia
  • tabaquismo
  • alcoholismo
  • ateroesclerosis
  • edad avanzada 

(Foto: Canva)

¿Es lo mismo el Alzheimer y la demencia vascular?

Algunos síntomas de la demencia vascular coinciden con los del Alzheimer, aunque la gran diferencia entre ambos padecimientos es que mientras el Alzheimer se relaciona más con la pérdida de la memoria, la demencia vascular interfiere con la velocidad del pensamiento y la resolución de problemas.

Los síntomas de la demencia vascular son: 

  • Desorientación
  • Dificultad para prestar atención y concentrarse
  • Capacidad reducida para organizar pensamientos o acciones
  • Deterioro en la capacidad para analizar una situación, desarrollar un plan eficaz y comunicar ese plan a otros
  • Lentitud al razonar
  • Dificultad con la organización
  • Dificultad para decidir qué hacer a continuación
  • Problemas con la memoria
  • Intranquilidad y agitación
  • Marcha inestable
  • Deseo repentino y frecuente de orinar o incapacidad para controlar la micción
  • Depresión o apatía

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Mayo Clinc, Alzheimer.gov)