Si piensas que la gente está más feliz porque ya se va a terminar el año, te queremos decir que no deberías generalizar. Para algunas personas, la llegada de noviembre representa un periodo depresivo por un factor conocido como trastorno afectivo estacional.

¿Qué es el trastorno afectivo estacional?, ¿Qué causa el trastorno afectivo? Aquí te lo contamos.

¿Qué es el trastorno afectivo estacional y por qué se da?

Primero que nada, es importante saber que el trastorno afectivo estacional no se da nada más en noviembre. Mayo Clinic indica que el trastorno afectivo estacional es un tipo de depresión que se relaciona con los cambios de estación.

Su inicio, indica esta clínica, empieza y termina aproximadamente en la misma época todos los años.

De acuerdo con la Clínica Mayo, si el afectado por trastorno afectivo estacional es como la mayoría de las personas con este trastorno, los síntomas van a empezar en otoño y seguirán durante los meses invernales. En este tiempo, la persona tendrá menos energía y se sentirá de mal humor.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno afectivo estacional?

Mayo Clinic apunta que los signos y síntomas del trastorno afectivo estacional pueden incluir:

  • Sentirse triste, decaído o apático gran parte del día, casi diario
  • Perder el interés en actividades que solían ser disfrutadas
  • Sentir aletargamiento y tener poca energía
  • Dormir por mucho tiempo
  • Comer en exceso, sentir antojos por carbohidratos y ganar peso
  • Presentar dificultades para poner atención y concentrarse
  • Sentirse sin esperanzas, inútil o presentar sentimientos de culpa
  • Empezar a sentir que ya no se desea vivir

¿Este año será diferente?

Una nueva investigación predice que el trastorno afectivo estacional va a alcanzar su punto máximo alrededor del 6 de noviembre. Esto es importante porque, en palabras de los autores, saber cuándo va a comenzar el trastorno puede ayudar a crear planes con y sin ayuda de especialistas.

“Por ejemplo, si la persona está yendo con un psiquiatra, o le gustaría empezar a hacerlo, la planificación del tratamiento con medicinas y saber cuánto tiempo se requiere para que ciertas recetas comiencen a funcionar de manera efectiva los va a ayudar”, dice la terapeuta matrimonial Emily Simonian.