Si te dijeran “síndrome pseudobulbar” quizá no sabrías de qué se trata o lo que implica, pero seguramente ya viste un caso en el cine y ni cuenta te diste. El síndrome pseudobulbar es un padecimiento que tiene el personaje de Joaquín Phoenix en la película “The Joker”.

¿Recuerdas cuando el Guasón entrega una tarjetita donde dice que tiene una condición médica? Pues a esto se refiere. El síndrome pseudobulbar hace que las personas tengan episodios de risa o llanto involuntarios que no siempre coinciden con la manera en la que se sienten.

¿Qué causa el síndrome pseudobulbar? ¿Cómo se cura este padecimiento? Aquí te lo decimos.

Síndrome pseudobulbar, un padecimiento que genera estigma y rechazo

La Cleveland Clinic menciona que el síndrome pseudobulbar implica episodios o inapropiados de llanto o risa en forma de arrebatos. Dicha condición es causada por una lesión cerebral o una afección neurológica subyacente como la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA).

Estas señales son más difíciles de controlar que la risa que te da escuchar un chiste o la tristeza provocada por experimentar una situación triste, detalla la Clínica Cleveland. Los episodios provocados por el síndrome pseudobulbar pueden ser más intensos y durar más de lo que la persona esperaría.

Cleveland Clinic señala que el síndrome pseudobulbar puede causar vergüenza y ansiedad en la persona afectada, lo que provoca aislamiento y retraimiento.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome pseudobulbar?

¿Por qué me río de la nada? Mayo Clinic menciona que el síntoma principal del síndrome pseudobulbar son los episodios involuntarios de risa o llanto que resultan exagerados o no se encuentran conectados con el estado emocional de la persona.

La persona puede pasar de la risa al llanto y el humor parecerá normal entre los episodios de síndrome pseudobulbar, que pueden suceder en cualquier momento.

De acuerdo con la Clínica Mayo, el síndrome pseudobulbar suele ser confundido con depresión. Algunas de sus causas son:

  • Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Lesiones cerebrales traumáticas
  • Alzheimer
  • Parkinson
  • Esclerosis múltiple (EM)

El tratamiento del síndrome pseudobulbar consiste en administración de antidepresivos y los fármacos aprobados por la Food & Drug Administration (FDA) específicamente para esta afección: Dextrometorfano hidrobromuro y sulfato de quinidina (Nuedexta).