La vitamina B6 ha sido denominada como olvidada por la Universidad de Oxford, la cual ha estudiado sus efectos en la cognición.

Esto seguramente te parezca un tanto extraño, pero si es de las menos mencionadas en comparación con la B12, la cual es importante para prevenir la anemia y mantener la salud ósea o la B9, conocida como ácido fólico, que es necesaria para un embarazo saludable.

¿Qué es y para qué sirve la vitamina B6?

De las vitaminas del grupo B, la vitamina B6 es menos conocida que las demás, siendo que esta es esencial para el óptimo funcionamiento de las enzimas las cuales son proteínas que regulan los procesos químicos del cuerpo.

Además, la B6 también influye en el desarrollo cerebral durante el embarazo y la infancia, al igual que el sistema inmunitario.

La vitamina B6 participa en una serie de reacciones químicas que son importantes para el sistema nervioso y la función cerebral, incluida la síntesis de proteínas, aminoácidos y mensajeros químicos del cerebro, así como el funcionamiento adecuado del sistema inmunitario.

¿Qué hace la vitamina B6 en el cerebro?

Conocida como piridoxina, la vitamina B6 es importante para el desarrollo cerebral normal y para mantener saludables al sistema nervioso y al sistema inmunitario. Las fuentes alimentarias de vitamina B6 incluyen carne de aves, pescado, papas, garbanzos, bananas y cereales fortificados.

La B6 es una vitamina fundamental durante el embarazo y el posparto; puede ayudar a aliviar las náuseas matutinas, y es necesaria para el desarrollo cerebral del feto.

¿Qué produce la falta de la vitamina B6?

El organismo al presentar la deficiencia de vitamina B6 sufre neuropatía periférica y un síndrome similar a la pelagra, con dermatitis seborreica, glositis y queilosis.

  • La glositis es una afección en la cual la lengua se hincha e inflama, a menudo hace que su superficie tenga una apariencia lisa.
  • La lengua geográfica es un tipo de glositis. En lo que respecta a la queilosis o queilitis es otra forma de llamar a los labios agrietados, estos se secan, se descaman y pueden aparecer grietas verticales dolorosas.
  • La piel de alrededor de los labios también se puede irritar. Esta sequedad causa sensaciones incómodas de quemazón.

En los adultos la falta de vitamina B6, puede causar depresión, confusión, anomalías en la electroencefalografía, EEG y convulsiones. La deficiencia de vitamina B6 se relaciona con varios trastornos neuropsiquiátricos, como la migraña, la ansiedad y el deterioro de la memoria.

Foto: Freepik

¿Qué papel juega la vitamina B6 en la salud mental?

En la salud mental el efecto de la vitamina B6 no es un concepto nuevo, con tan solo cien miligramos de la vitamina B6 disminuirá considerablemente la ansiedad. La B6 también desempeña un papel significativo en la reducción del aumento de la actividad cerebral que puede ocurrir con ciertos trastornos del estado de ánimo.

Ya sea como suplemente o por dieta, la vitamina B6 provoca cambios positivos en la salud mental, lo cierto es que actualmente es difícil de medir qué tan bien se absorben las vitaminas en el torrente sanguíneo.

¿Se debe de comprar y consumir suplementos de B6?

Los expertos recomiendan que no se debe de comprar o consumir suplementos de la vitamina B6. Para la mayoría de los adultos sanos, la ingesta diaria recomendada de vitamina B6 es de 1,3 a 1,7 miligramos.

Al igual que con las otras vitaminas esenciales, el cuerpo no es capaz de producir B6 por sí mismo, por lo que solo puede obtenerla de alimentos o suplementos. Sin embargo, la mayoría de los adultos saludables obtienen suficiente vitamina B6 de sus alimentos como:

  • Atún.
  • Salmón
  • Cereales fortificados.
  • Garbanzos.
  • Aves de corral.
  • Verduras, de hoja verde oscura.
  • Plátano.
  • Naranja.
  • Melón.
  • Nueces.

Una taza de garbanzos enlatados, por ejemplo, proporciona 1,1 miligramos de vitamina B6. Mientras que 85 gramos de pechuga de pollo asada proporcionan 0,5 miligramos.

La mayoría de los suplementos dietéticos también tienden a contener más de lo que necesita en un día. Por ejemplo, para algunos suplementos de B6 en el mercado puede ser de veinte a doscientas veces más.

Tomar dosis tan altas de suplementos de B6 probablemente no cause efectos secundarios negativos a corto plazo, pero los Institutos Nacionales de Salud recomiendan que los adultos no tomen más de cien miligramos por día.

Consumir mucho más que esa cantidad, alrededor de mil miligramos o más cada día por largos periodos, podría causar:

  • Debilidad.
  • Entumecimiento Y dolor en las manos y los pies.
  • Pérdida de control muscular.
  • Náuseas.

Aunque la mayoría de los síntomas desaparecen una vez que se dejan de tomar dosis tan altas, los médicos y nutriólogos especialistas recomiendan a las personas que les preocupa no obtener suficiente vitamina B6 en su alimentación diaria, pedir al médico de cabecera que mande a hacer un análisis de sangre.

Si se está en el límite o se tiene una ligera deficiencia, es posible que solo aparezcan síntomas menores, o ninguno, y no presentar complicaciones.

Pero si la deficiencia se torna severa o prolongada podría conducir a condiciones más serias, como anemia microcítica, depresión, confusión, fatiga e inmunidad debilitada, que pueden desaparecer después de que se restablezcan los niveles de B6.

Foto: Freepik

¿Medicamentos y hábitos en el estilo de vida contribuyen a una deficiencia de B6?

El medicamento metformina recetado para la diabetes y algunos medicamentos para la hipertensión, así como el consumo de bebidas alcohólicas provocan la pérdida de vitamina B6 en el organismo, de modo que se acaba reteniendo menos B6 de la que se necesita.

Las personas que beben en exceso, los fumadores y quienes toman ciertos medicamentos deben ser mucho más conscientes de sus niveles de vitamina B6.

Por otra parte, las personas con trastornos renales o de malabsorción, como la enfermedad renal crónica, la enfermedad celíaca la cual es una afección del sistema inmunitario en la que las personas no pueden consumir gluten porque daña su intestino, la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn que es una afección por la cual resultan inflamadas partes del tubo digestivo, enfermedad intestinal inflamatoria, también pueden ser propensas a la deficiencia de vitamina B6.

Quienes tienen deficiencia de B6 también tienden a presentar deficiencia de otras vitaminas B, por lo que, si se requiere complementar la dieta, es mejor que se consuma un suplemento de complejo B, que generalmente contiene las ocho vitaminas B en una sola dosis.

(Con información de The New York Times y de la Universidad de Oxford)