A partir del 1 de enero, Oregon se convirtió en el primer estado de la Unión Americana en permitir el consumo legal de los hongos alucinógenos, los cuales no podrán ser comercializados en cualquier lugar, sino que deberán ser adquiridos y usados en lugares específicamente determinados para ese fin.

La sustancia que produce las alucinaciones, la psilocibina, ha sido estudiada desde hace décadas para el tratamiento de afecciones como la depresión, la ansiedad y el estrés postraumático.

The New York Times señala que el uso de psilocibina en adultos ha mostrado resultados promisorios para enfrentar también otras afecciones mentales.

Los investigadores todavía se encuentran en proceso de entender la dinámica terapéutica de la psilocibina y han encontrado que promueve la neuroplasticidad, lo cual es un “reembobinado” del cerebro que ofrece a los pacientes nuevas esperanzas para los problemas psiquiátricos.

¿Qué es la neuroplasticidad?

El portal Neurona, Academia Cognitiva, precisa que la neuroplasticidad se define de manera general como la capacidad del cerebro para reorganizar sus patrones de conectividad neuronal, reajustando su funcionalidad.

“La plasticidad cerebral es una propiedad del sistema nervioso que persiste a lo largo de la vida y está presente en el envejecimiento normal, también en el daño cerebral adquirido e incluso en las demencias”.

El proceso de neuroplasticidad provoca conexiones neuronales en respuesta a información proveniente tanto de experiencias ambientales, como de estimulación sensorial o como consecuencia del normal desarrollo.

“La rehabilitación neuropsicológica aprovecha este fenómeno para generar nuevas sinapsis, aunque el efecto sea limitado en algunas ocasiones. Al día de hoy no existe un consenso establecido respecto al efecto que se produce aprovechando este fenómeno, ya que depende de múltiples factores:

Tipo de deterioro

  • Edad
  • Proceso de recuperación
  • Reserva cognitiva y conectividad asociada
  • Factores genéticos

Los efectos positivos

  • La adquisición de nuevas capacidades
  • Desarrollo humano
  • Procesos de aprendizaje,
  • Mejora en las capacidades cognitivas y
  • Comunicaciones más eficientes entre redes sensoriales motoras
  • La neuroplasticidad está presente en el cerebro adulto pudiendo mejorar su capacidad funcional, detener procesos patológicos, promover la recuperación de pérdidas sensoriales y mejorar el control motor, la cognición y la memoria.

La plasticidad cerebral juega un papel relevante en la recuperación funcional tras una lesión cerebral.  

¿Qué es lo que hace la psilocibina en el cerebro?

El Cuaderno de Cultura Científica señala que los efectos agudos de la psilocibina y de su metabolito activo, psilocina, han sido ampliamente descritos tanto en entornos clínicos como por parte de usuarios en ambientes recreativos.

Los efectos incluyen:

  • Cambios en la percepción
  • Alucinaciones auditivas o visuales  
  • Experiencias místicas o espirituales.
  • Entre los efectos a largo plazo, las personas que consumen los hongos alucinógenos perciben cambios positivos en el humor y el estado de ánimo, lo cual podría suponer una mejora en la sintomatología de ciertas enfermedades psiquiátricas.

Buenos resultados contra el alcoholismo

Encontraron que 2 dosis de psilocibina combinada con terapia hablada hizo que 83% de los pacientes estudiados dejaran de ser bebedores intensivos y casi la mitad de ellos dejaron de beber por completo al final del ensayo de 8 meses.

 De acuerdo con los expertos consultados por The New York Times, no están claros todavía los efectos a largo plazo del uso de los hongos.

Centros supervisados para el uso de los alucinógenos

A la legislación que autoriza el consumo de los hongos se le llama Medida 109, y en ella se establece la necesidad de crear centros de servicio autorizados de psilocibina en donde las personas mayores de 21 años pueden consumir los hongos bajo un esquema de supervisión. 

Un requisito indispensable es que debe estar presente un facilitador certificado por el estado. La sesión puede durar hasta 6 horas.

Los habitantes de Oregon también hicieron historia cuando en 2020 votaron a favor de no criminalizar pequeñas cantidades de drogas duras como heroína, cocaína y metanfetaminas.