Las personas no son las únicas que pueden ser afectadas por el Alzheimer. De acuerdo con una investigación reciente, uno de los animales más inteligentes de todos puede perder el rumbo y terminar varado debido a este padecimiento.

El Alzheimer es un trastorno cerebral que destruye lentamente la memoria y la capacidad de pensar. Con el paso del tiempo, el daño llega al punto de incapacitar a las personas incluso para hacer las tareas más sencillas. En el caso de los delfines, los priva de poder hacer algo tan básico y necesario para ellos: nadar.

Dicho estudio fue hecho por elementos de la Universidad de Leiden y aquí te contamos los hallazgos sobre la relación entre delfines y Alzheimer.

¿Cómo puede afectar el Alzheimer a los delfines?

Los investigadores señalan la creencia de que el Alzheimer es un padecimiento propio de humanos y destacan que algunos animales pueden desarrollar una patología parecida a lo que se ve con las personas.

En palabras de los expertos, las ballenas dentadas comparten rasgos con los humanos que sugieren que pueden ser susceptibles al padecimiento de Alzheimer.

La causa más estudiada del Alzheimer es el incremento y acumulación de una proteína anormal en el cerebro denominada “proteína betamiloide”, que todos tenemos en el cuerpo… y al parecer también los delfines.

“La inmunohistoquímica reveló que todos los animales envejecidos acumularon patología de placa amiloide. En 3 animales de especies distintas de odontocetos, vimos coexistencia de placas de beta-amiloide, acumulación intraneuronal de tau hiperfosforilada, hilos de neuropilo y placas neuríticas”, explican los especialistas.

El National Institute on Aging informa que hay 3 etapas del Alzheimer en las personas:

  • Sencilla: los problemas pueden incluir deambular, dificultades en el manejo de dinero, repetir preguntas, cambios de personalidad y de pensamiento
  • Moderada: El daño llega a las partes del cerebro que controlan el lenguaje, el razonamiento, el pensamiento consciente y el procesamiento sensorial. La persona puede tener dificultad para aprender cosas y se pueden llegar a tener alucinaciones, delirios y paranoia
  • Severa: Existe incapacidad para comunicarse, se pasa la mayor parte del tiempo en cama y se depende totalmente de otras personas.

¿Aplicará para los delfines también y sucederá algo similar con los afectados por Alzheimer?

Si crees que esto es triste, espera a que leas el siguiente hallazgo de los expertos de la Universidad de Leiden: en el estudio se encontró que tres especies de delfines desarrollan una neuropatología parecida al Alzheimer de manera espontánea, por lo que los animales podían haber estado nadando tranquilos cuando la enfermedad llegó y les “borró” todo.