Hay 1,000 millones de personas en el mundo con algún tipo de trastorno mental, de acuerdo con el último informe de la OMS sobre salud mental. Uno de cada 8 estadounidenses toma un antidepresivos para sobrellevar la depresión y la ansiedad.

Los antidepresivos tienen mala fama de ser pastillas que adormecen a las personas o que incluso modifican la personalidad de quien las toma. También es común creer que no sirven o que hacen más daño que beneficio.

Si tú tomas un antidepresivo o estás a punto de comenzar un tratamiento, te explicamos qué son los antidepresivos y cómo funcionan.

La realidad de los antidepresivos

Los antidepresivos son medicamentos que se recetan para problemas del estado de ánimo, como la depresión y la ansiedad, y también para el dolor y la dificultad para dormir.

(Foto: Especial)

Los antidepresivos ayudan a equilibrar las sustancias químicas del cerebro y mejorar el humor, la concentración y el sueño. Generalmente tardan de cuatro a seis semanas en hacer efecto.

El tipo más común de antidepresivo recetado son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS. Algunos ejemplos de antidepresivos más recetados son:

  • Prozac
  • Zoloft
  • Celexa
  • Fluoxetine (fluoxetina)
  • Citalopram
  • Sertraline (sertralina)
  • Paroxetine (paroxetina)
  • Escitalopram

¿Cómo funcionan los antidepresivos?

Los antidepresivos ISRS funcionan de manera que evitan que las neuronas absorban la serotonina con el fin de que una mayor cantidad de esa sustancia química flote en el cerebro.

Los antidepresivos IRSN aumentan el nivel de circulación de sustancias químicas como la norepinefrina, la dopamina y la serotonina.

De los dos, el primero es el que normalmente recetan los psiquiatras porque es el que menos efectos secundarios causa.  

(Foto: Especial)

Los antidepresivos más antiguos incluyen los tricíclicos, los tetracíclicos y los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) pero son los menos recetados porque tienden a causar más efectos secundarios.

Los efectos secundarios de los antidepresivos incluyen:

  • Náuseas y vómitos
  • Aumento de peso
  • Diarrea
  • Somnolencia
  • Problemas sexuales

Los antidepresivos no son medicamentos milagrosos y a menudo las personas que los toman deben cambiar al menos dos o más veces de medicamentos o dosis hasta encontrar el que les funciones correctamente. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de NYT y Medline Plus)