Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

“Las personas no nos sostenemos solas, nos sostenemos en otros”

Karla Rock, psicoeterapeuta, explica cómo la pandemia reafirmó que necesitamos vínculos ante una crisis, pues "nadie se salva solo"

SUSANA CARRASCOAbr 22, 2022 
Tiempo de lectura: 6 mins.
Según la experta, es imposible que algo como la pandemia no nos genere estrés. Foto: PEXELS

Lo + leído

La pandemia por covid-19 reafirmó que las personas necesitamos vínculos. Así lo afirmó la doctora Karla Rock, psicoterapeuta especialista en psicoterapia, psicoanalítica individual, de pareja y de grupo.

En el foro "¿Miedo? ¿depresión? ¿ansiedad? ¿Qué nos dejó la pandemia?", organizado por SuMédico, destacó que en la pandemia vimos que, aunque el contacto era fuente de amenaza y la cercanía era posibilidad de contagio, encontramos maneras de recrear esos vínculos y esos grupos internos, de acercarnos a los nuestros.

“Hay una parte de nosotros que se desarrolla de manera individual, con sus propios elementos de sostén, pero hay otra parte que, desde la infancia y durante toda la vida, implica a los demás”, puntualizó.

“Es imposible que un evento como la pandemia no nos genere estrés”

La también miembro de la Asociación Mexicana de Psicoterapia Analítica de Grupo (AMPAG), aseguró que estamos ante una situación que fue una crisis a nivel mundial, algo inédito para más de una generación.

“Sobre todo en la primera fase la pandemia nos colocó en la peor angustia que un ser humano puede experimentar: una angustia de aniquilación, de muerte, propia o de la gente cercana”, dijo.

Aunado a ello, se tenía un desbordamiento de las instituciones, de la economía, de las familias e incluso de la capacidad de procesamiento de los individuos, lo que dio como resultado una enorme desorganización.

Esta desorganización, detalla la experta, no solo fue individual, sino también de los vínculos, de los grupos familiares, escolares e institucionales.  

“Es imposible que un evento como la pandemia no nos genere estrés, que no nos deje secuelas, o que incluso, en algunas estructuras, que no se descargue agresivamente en la familia las cosas que no se pueden procesar”, dice la psicoterapeuta.

“Estamos en una etapa de ‘pensar en caliente’, todavía estamos en medio de la situación, pensamos todavía con la ansiedad a un alto nivel, porque hace muy poco todavía temíamos morir, contagiarnos o que se muriera un ser querido”, agrega.

En ese sentido, “pensar en caliente” implica lo inmediato, pensar todavía con un nivel de desorganización y tener un proceso llamado regresivo, donde los individuos todavía no funcionan con la plena capacidad de funcionamiento, tenemos muchas defensas y algunos estarán más deprimidos y otros más ansiosos.

“También podemos observar gente que está maníaca, es decir, que van diciendo ‘a mí no me pasó nada, estoy sano, estoy fuerte, puedo salir y hacer lo que todo el mundo no puede’”, detalla Rock.

¿Qué pasa en una crisis, cómo la abordamos?

Según la psicoterapeuta, hay muchas maneras de comprender una situación, están los datos duros, las estadísticas y los enfoques de todas las disciplinas y cada una nos dicen algo. 

“Sin embargo, normalmente buscamos más explorar los significados individuales, cómo tú enfermera, doctor, papá, mamá, maestro, viviste esta situación. Estos significados son importantes para cada uno, porque implican sentirse escuchados”, asegura.

(Foto: Pexels) 

Además, indica que tenemos significados comunes, cosas que vivimos todos, pero cabe aclarar que no del mismo modo. “No partimos del mismo piso”. 

Antes de la pandemia ya se tenían carencias económicas, violencia, crisis, precariedad, deserción escolar, sobrexigencia en los roles laborales, maternos y paternos.  

“Por ello, cuando una persona está en crisis, tenemos que poner el foco en lo muy particular, en los significados individuales. Ver su contexto, a dónde pertenece, en qué familia vive, si hay violencia, cuántos hijos tiene, cuáles son sus ingresos, si tiene enfermedades, qué otros duelos y crisis ha enfrentado, y al analizar todo eso, es sumamente complejo”, indica la especialista.

Todo ese contexto sirve para superar una crisis, para administrar los recursos que tenemos para enfrentarlo.

Rock refiere que los recursos los tenemos todos, aunque unos más que otros, que van desde los más sociales, como la protección que brinda el estado o una comunidad, hasta los más particulares, como la familia y los vínculos. “Nadie se salva solo, todos pertenecemos a diferentes grupos”.

En esos grupos, hay que analizar si nos sentimos cobijados y protegidos o si, por el contrario, nos sentimos violentados.

Todos nos preguntamos ¿mi cuerpo podrá resistir esto?

La parte más primaria de una identidad es el cuerpo, que fue materia de exploración en estos últimos años, porque todos nos preguntamos en la pandemia ‘¿mi cuerpo podrá resistir esto?, ¿mi género?, ¿mi edad?, ¿mi nivel de salud?, ¿mi genética?’

(Foto: Pexels) 

Por su parte, quienes vivieron de manera tan deshumanizada el despedirse de sus seres queridos que fallecieron por el covid-19, en algunos casos pudieron inventar otros rituales y modos familiares de procesar esos duelos.

Por ello, en APAG se trataron de generar muchas estrategias de apoyo a la comunidad, porque se ha visto que el grupo es un modo privilegiado de trabajar, ayuda a recrear esos modos de vinculación consientes que tenemos. 

“Se generaron grupos para ayudar a personal de salud a procesar lo que estaba viviendo, para darles estrategias de manejo, de cuidado, y ayudarlos a descargar emocionalmente.”, dice la doctora Rock.

También destaca que en estos grupos, participaron muchos adultos mayores de más de 75 años, así como mujeres. “Les pedíamos que en una palabra describieran cómo se sentían y terminaban hablando 20 minutos, lo que dejó ver esa gran necesidad de compartir y de procesar junto con otros.”, agrega.

No debemos atender la salud mental hasta tener una crisis 

Para la especialista en psicoterapia, es fundamental entender que cuando hablamos de salud mental no hablamos solo de padecimientos psiquiátricos, sino que es una construcción que se debe llevar a cabo como se lleva la salud física y que tiene que ver con muchos aspectos de nuestra vida, desde la crianza, los modelos de relación con la familia, la prevención de la violencia y los roles de género.

“No debemos atender a la salud mental solo en una crisis o cuando ya hubo violencia, sino que debe haber una prevención primaria”, subraya.

En palabras de la experta, es muy común ir a psicoterapia por el covid, por el duelo, por una crisis, pero si nos planteamos trabajar en nosotros mismos, en nuestros vínculos, se va a reducir mucho la necesidad de un trabajo terapéutico.  

“Algo bueno que nos puede dejar la pandemia es la necesidad de atenderse”, concluyó. 

Trivia

Tema: Salud Mental Tema: pandemia

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda