Sentirse cansado después de una jornada laboral es algo que nos ha pasado a todos, pero hay casos donde ese agotamiento se vuelve crónico y se convierte en burnout laboral ¿cómo distinguirlo? Estas son las claves que debes tomar en cuenta. 

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que el síndrome de burnout se caracteriza por agotamiento, desmotivación e insatisfacción en el trabajo, que conlleva a un mal desempeño laboral, como consecuencia de un estrés prolongado.

(Foto: Pexels) 

Por sus síntomas, es fácil confundirlo con otros problemas emocionales, por lo que es fundamental reconocer las claves para distinguirlo.

¿Cansancio normal o síndrome de burnout?

Cuando hay cansancio constante por el trabajo, es común preguntarse si es algo pasajero o si en realidad tenemos síndrome de burnout.

Por ello, te compartimos las claves para distinguirlo, toma nota:

1. Duración de los síntomas 

El síndrome de burnout se caracteriza por agotamiento emocional, fatiga y depresión, así como una ineficiencia y pobre desempeño en el trabajo. También puede haber insomnio, irritabilidad, abuso de sustancias o falta de motivación para hacer actividades.

(Foto: Pexels) 

Lo fundamental para distinguirlo es poner atención a la duración de estas molestias. Intenta recordar cuándo empezaste a sentirte así, pues no es lo mismo estar así unos días o semanas, que durante meses o hasta años.

Si ya ni recuerdas cuándo empezaste a sentirte agotado y con apatía, entonces va más allá del cansancio o una mala semana.

2. No es solo flojera 

Es importante saber que el síndrome de burnout no es solo sentir flojera por trabajar, hay una apatía, una desconexión del mundo y una sensación de verdadera fatiga para levantarse por las mañanas.

Observa si sentías pasión por las cosas que hacías antes en tu empleo y ahora haces el esfuerzo por realizarlas debido a la fatiga crónica. Reconoce si hay ineficacia en tu trabajo y hasta distorsión de la realidad, si tus logros no te dan satisfacción o si te sientes desilusionado con tu trabajo.

(Foto: Pexels) 

3. No tienes ganas ni de arreglarte 

Cuando el cansancio va más allá de una flojera pasajera, es probable que no tengas ganas ni de arreglarte o que descuides hábitos como comer sano, hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

A su vez, esto puede llevar a que no quieras ir a reuniones porque no tienes energía para ello, lo que empeora el estado de ánimo.

Cabe destacar que el síndrome de burnout también puede ocultar otros problemas, como la depresión y en esos casos, valdría la pena poner atención a si tienes más señales como cambios de humor bruscos o mucha irritabilidad.

(Foto: Pexels) 

En caso de identificarte con las señales de síndrome de burnout, considera la posibilidad de hablar con un médico o un proveedor de atención médica psiquiátrica, pues estos síntomas deben tratarse. El agotamiento laboral que no se trata puede tener consecuencias en tu salud, así que busca apoyo.

(Con información de El Confidencial y Facultad de Medicina) 

https://www.sumedico.com/trivias/cuantos-tipos-de-depresion-existen/341367