¿Alguna vez te has cuestionado sobre qué podemos hacer para que el cerebro se encuentre más saludable y cómo prevenir el deterioro cognitivo? Hay una vitamina idea para una mente joven y sana, te decimos cuál es. 

Actualmente, un tema recurrente es acerca de lo que comemos, las calorías y sobre cómo mantener una dieta balanceada.

Pero realmente nunca nos cuestionamos sobre si estamos consumiendo las vitaminas adecuadas para que nuestro organismo funcione correctamente con una mente joven y sana.

La vitamina para una mente joven y sana

Por si no lo sabias, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos detalla que existen trece vitaminas esenciales para el funcionamiento, el crecimiento y el desarrollo de las células.

Siendo la vitamina B la más sobresaliente y favorecedora de la juventud de nuestro cerebro y de nuestra salud mental, así lo ha revelado la Universidad de Harvard y la BBC.

Para la especialista Uma Naidoo, doctora y psiquiatra nutricional de la Escuela de Medicina de La Universidad de Harvard, la vitamina B también es la clave del funcionamiento y de la salud de nuestro cerebro.

En su libro This is your brain on food, ha plasmado una guía de alimentos que debes de comer para ayudar a tu salud, los más dañinos y los que debes de evitar.

Foto: Canva

Vitamina B ¿por qué es la mejor para proteger a nuestro cerebro del envejecimiento?

Al cubrir muchos aspectos relacionados con el tema de la salud del cerebro, la vitamina B es denominada como la más completa.

Pero no creas que es una sola, son varias y cada una tiene una función importante para el cerebro,  el organismo necesita estos nutrientes para cumplir muchas funciones esenciales, como mantener un metabolismo ideal, producir glóbulos sanguíneos sanos y apoyar el buen funcionamiento del sistema nervioso.

¿Qué tiene de especial la vitamina B?

Existen ocho tipos de vitaminas B.

  • Vitamina B-1, nombrada tiamina, ayuda con las funciones celulares básicas y al metabolismo de diferentes nutrientes para ayudarnos a obtener energía. Un bajo nivel de tiamina puede provocar una función cognitiva deficiente, así como otros problemas en el cuerpo.
  • Vitamina B-12, o cobalamina, es esencial para la formación de glóbulos rojos y el ADN, pero también apoya al sistema nervioso, el desarrollo y la función cerebral. Realiza funciones más específicas como ayudar a descomponer la homocisteína, que es una proteína dañina para el corazón y que también puede conducir a algún tipo de demencia.
  • Vitamina B-9, mejor conocida como el ácido fólico. Su función óptima favorece a los neurotransmisores y a la salud cerebral. Colabora en la formación del ADN y ayuda a la desintoxicación celular.

Un nivel bajo de ácido fólico está asociado con un estado de ánimo bajo. Con el simple hecho de comer verduras de hoja verde, que suelen ser ricas en ácido fólico natural de vitamina B-9, mantienes un buen estado de ánimo y una buena salud emocional.

Foto: Canva

¿Todas las vitaminas B son buenas para el cerebro?

Tienen diferentes beneficios más allá del cerebro, pero todas tienen algún elemento que lo ayuda.

Las que están directamente relacionadas con el cerebro son la vitamina B-12, B-9 y B-1.

¿En qué alimentos encontramos la Vitamina B?

La letra B es la inicial de beans en inglés que significa granos y que incluye frijoles, lentejas, legumbres, etc. Estos son ricos en vitamina B.

G es para greens, verduras. Agrupa todos los diferentes tipos de verduras de hoja verde. Cuanto más verdes, mejor, porque son ricas en ácido fólico.

Incluso hay yogur no lácteo que tiene estas vitaminas, elije siempre el tipo de yogur natural. El yogur lácteo contiene riboflavina, que es vitamina B-2, y también contiene vitamina B-12.

La E es la primera letra de eggs, huevos. Los huevos de pastura son ricos en vitamina B-7, que es biotina.

La primera S es para salmón. El salmón es rico en vitaminas B, que incluye vitamina B-2 o riboflavina, vitamina B-3 o niacina, vitamina B-6 o piridoxina y vitamina B-12 o cobalamina. Todas estas ayudan al cerebro.

La otra S es para semillas de girasol. Estas son una de las fuentes más ricas de vitamina B-5, que se llama ácido pantoténico. El 20% del valor diario recomendado de esa vitamina se puede obtener con solo una onza, veintiocho gramos de estas semillas.

Es fácil agregarlas a una ensalada o en una bebida para adquirir esa vitamina y sumarla como parte de tu dieta y rutina diaria.

(Con información de Harvard y la BBC)