La meditación es una herramienta de bienestar físico y emocional que se ha popularizado en los últimos años. Muchas personas la utilizan como una forma de reducir el estrés y la ansiedad que genera el ajetreo del día a día.

La meditación se basa en hacer un ejercicio de respiración profunda al mismo tiempo que dejamos la mente en blanco y llevamos la respiración a cada parte del cuerpo o bien respiramos y repetimos una serie de frases para sentirnos mejor.

De esa forma, la meditación es una gran herramienta no solo para reducir el estrés y la ansiedad sino también para mejorar la autoestima y reducir los pensamientos intrusivos ya que el cerebro tiene la capacidad de cambiar pensamientos arraigados y malos hábitos gracias a la neuroplasticidad.

¿Cómo mejorar la autoestima por medio de la meditación?

La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro para crear nuevas redes neuronales, las cuales forman parte del cerebro humano y ayudan a procesar datos que, juntos, conforman la realidad de una persona o como una persona percibe el mundo.

(Foto: Especial)

Esto quiere decir que la percepción que una persona tiene del mundo y de sí mismo puede cambiar si cambian los datos que procesa el cerebro. O sea que los pensamientos negativos sobre uno mismo pueden volverse positivos gracias a la meditación.

La autoestima se define como la apreciación o consideración que uno tiene de sí mismo. No solo se centra en el aspecto físico sino también en lo mental, lo intelectual, lo social o lo espiritual. Debemos de tener una consideración positiva de nosotros mismos en cada aspecto de nuestra vida.

El problema es que no siempre nos sale todo bien en el trabajo, las relaciones, la escuela y eso puede afectar nuestra autoestima. Por eso, la autoestima no puede depender de factores externos que muchas veces no podemos controlar, y en cambio, debe depender de factores internos.

Es importante que dentro de nosotros nos sepamos valiosos y que no dejemos que el amor que tenemos hacia nosotros mismos disminuya por factores externos. La autoestima es una de las cosas que deben mantenerse estable con el paso del tiempo.

(Foto: Especial)

¿Cómo practicar la meditación para mejorar la autoestima?

La meditación es un proceso de aprendizaje, toma su tiempo y debemos saber que las cosas no van a mejorar de la noche a la mañana. Entrenar al cerebro es un proceso largo pero que seguramente te dará recompensas.

  1. Se recomienda que esta meditación para mejorar la autoestima se realice como primera actividad al despertar o como última antes de dormir.
  2. Para la meditación toma asiento en una silla en una posición cómoda. No se recomienda acostarse porque eso podría generar sueño y que te quedes dormido.
  3. Puedes hacer meditación con audífonos escuchando un sonido de ambiente para aislarte del mundo exterior. Más allá de eso, despeja tu mente y elimina cualquier distracción.
  4. Puedes intentar poner una vela de olor, incienso o un difusor de aroma para entrar en un estado de relajación, comodidad y placer.
  5. Inicia la meditación con una sonrisa en el rostro y manténla durante todo el tiempo que dure el ejercicio.
  6. La meditación se realizará haciendo afirmaciones positivas sobre uno mismo, ya sea sobre el aspecto físico o la capacidad intelectual.
  7. Respira y exhala en 4 tiempos y en cada exhalación elimina los pensamientos negativos. Imagínate parado frente a un espejo y fíjate en cada parte de tu cuerpo empezando por el cabello hasta la punta de los pies. Con cada respiración relajas cada parte de cuerpo.
  8. Imagínate en distintos escenarios relajantes y ten pensamientos positivos acerca de ti. Si te llega un pensamiento negativo, no lo niegues, simplemente escúchalo y regálate un pensamiento positivo.
  9. Puedes realizar la meditación el tiempo que desees y al finalizar, sería bueno que continuaras regalándote tiempo de calidad a ti misma tomando un baño relajante o leyendo un libro o escribiendo en tu diario.

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Cuerpo y mente)