Hay quienes padecen por no poder dormir. Otros, por el contrario, aunque duerman bien, tienen sueño durante gran parte del día. ¿Eso te pasa a ti? Veamos posibles causas de este fenómeno.

En Estados Unidos se estimaba en 2020 que la somnolencia de día afectaba a entre 10 y 20% de la población y que se sentían somnolientos un promedio de 3 veces a la semana.

De acuerdo con la Fundación del Sueño, los deseos excesivos de dormir no representan en sí un desorden del sueño, pero es algo que se tiene que tomar con seriedad porque el cuerpo puede estarte diciendo que no estás durmiendo lo suficiente.

O está levantando las banderas de alerta sobre algún posible mal que está por debajo de ese síntoma.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos explica que la somnolencia se refiere a sentir mucho sueño durante el día. Las personas que están somnolientas pueden quedarse dormidas cuando no quieren o en momentos que pueden generar problemas de seguridad.

Esta institución difiere en que la somnolencia de día, sin una causa conocida, si puede ser considerada un trastorno del sueño

“La depresión, la ansiedad, el estrés y el aburrimiento pueden contribuir a una somnolencia excesiva. Estas afecciones con mucha frecuencia causan fatiga y apatía”.

Causas

La Biblioteca considera las siguientes como posibles causas:

  • Dolor prolongado (crónico)
  • Diabetes
  • Tener que trabajar muchas horas o turnos diferentes (noches, fines de semana)
  • Problemas de insomnio prolongados y otros problemas para dormirse o mantenerse dormido
  • Cambios de los niveles de sodio en la sangre
  • Medicamentos (tranquilizantes, somníferos, antihistamínicos, ciertos analgésicos, algunos fármacos psiquiátricos)
  • No dormir el tiempo suficiente
  • Trastornos del sueño (tales como la apnea del sueño y la narcolepsia)
  • Demasiado calcio en la sangre (hipercalcemia)
  • Baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)

La Fundación del Sueño indica que la somnolencia puede ser más fuerte cuando estás sentado mucho tiempo, como cuando vas manejando o sentado en tu oficina.

Aunque es normal sentirse somnoliento de vez en cuando después de haber dormido poco, se considera somnolencia excesiva en el día cuando esto pasa cada día por al menos tres meses

Los expertos del sueño consideran que éste juega un papel muy importante para consolidar la memoria, restaurar el sistema inmune y otros procesos vitales.

Síntomas

Aunque conscientemente no te sientas somnoliento, puede que estés sufriendo de somnolencia excesiva si experimentas algunos de los siguientes síntomas.

  • Problemas para mantenerte alerta
  • Irritabilidad
  • Problemas de memoria
  • Problemas para concentrarte
  • Dificultad para retener nuevos conceptos
  • Dificultad para tomar decisiones

Y el problema con todo ello es que se incrementa el peligro de sufrir accidentes ya sea en el coche o en el trabajo; también puede ser que presentes menor productividad en lo que haces y una mala calidad de vida.

Otras consecuencias son problemas con tus amigos y familiares debido a cambios de humor.

 Hay otras secuelas que pueden ser más graves como un mayor riesgo de diabetes, obesidad, problemas del corazón y otras enfermedades crónicas.