Si eres de los que comienzan a colocar decoraciones navideñas en tu hogar tan pronto termina Halloween y Día de muertos, tenemos una noticia para ti: expertos indican que podrías ser más feliz y nostálgico que el resto de personas.

(foto: freepik)

Querer decorar para Navidad antes puede ocurrir por nostalgia

Colocar decoración navideña antes de que llegue diciembre, puede ser visto por algunas personas como decorar de forma adelantada, y la ciencia explica que hacerlo y disfrutarlo tiene explicación.

El psicoanalista Steve Mckeown, explica que incluso si pueden haber muchas razones por las cuales una persona querría adelantar la decoración navideña, la principal razón es la nostalgia, ya que deseamos revivir la “magia” que experimentamos como niños.

De hecho, el experto asegura que la Navidad y las decoraciones navideñas son capaces de generar fuertes sentimientos y recuerdos de la infancia que causan felicidad, por lo que es normal querer buscarlos en un mundo lleno de estrés y ansiedad.

(foto: unsplash)

Decorar antes de Navidad puede hacerte más feliz

Por su parte, la psicóloga Deborah Serani indica que colocar las decoraciones navideñas definitivamente son un medio útil para mejorar y subir tu estado de ánimo, ya que pueden tener cambios neurológicos que producen felicidad.

La presencia de las luces, así como el ambiente navideño que se crea con las decoraciones, es capaz de aumentar la producción de dopamina, la hormona del bienestar, explica la psicóloga, quien agrega que también la nostalgia juega un papel importante.

Además, un estudio publicado en The Journal of Environmental Psychology encontró que las personas que decoran sus hogares para la Navidad, incluso de manera adelanta, pueden ver una reducción de problemas como:

  • Ansiedad
  • Estrés
  • Negatividad

(foto: unsplash)

El tipo de decoración también puede dar una imagen de ti

Además, según la investigación, se encontró que las personas que decoran el exterior de sus casas con luces y otras decoraciones navideñas, son percibidas por sus vecinos como personas más amistosas y agradables.

Los expertos aseguran que esto se debe principalmente a que las decoraciones en el exterior contribuyen a evocar sentimientos de felicidad y nostalgia en las otras personas, por lo que los hogares decorados se vuelven agradables y son bien recibidos.

Y también se ha comprobado que los sentimientos positivos que surgen al decorar nuestro hogar para la navidad se pueden contagiar a otras personas que nos rodean, e influyen en la percepción de otras personas sobre nosotros:

  • Las personas que se dejan invadir por el sentimiento navideño suelen ser y percibirse como más amables y cordiales.
  • Pueden ser más solidarios.
  • Se vuelven más hogareños y familiares, pues se generan deseos de ver a la familia.

(foto: unsplash)

No querer decorar también tiene una razón

Los especialistas aseguran que estos sentimientos y deseos positivos que acompañan la emoción para colocar decoraciones navideñas surgirán, principalmente, si se tienen recuerdos de esta época que resultan agradables y reconfortantes.

Por otro lado, si tus memorias de esta festividad son negativas o poco gratas, o si la Navidad se acompañó de sentimientos poco agradables, lo más probable es que te sientas molesto o incómodo al ver decoraciones navideñas de forma adelantada o en general.

Si este es tu caso, la psicóloga Elizabeth Lombardo, indica que lo mejor es iniciar una nueva tradición para estas épocas, de tal manera que tu cerebro y memoria puedan crear nuevas asociaciones con la fecha que puedan resultarte agradables.

(Con información de: Today, Science Direct, Business Insider.)