Una investigación reciente ha encontrado que, además de afectar diferentes aspectos y áreas de la vida de una persona, la depresión podría causar más que eso; de hecho, si padeces este problema, tus recuerdos podrían borrarse.

(foto: freepik)

Nuestras emociones afectan nuestra memoria

Es bien sabido que las emociones pueden influir en diferentes aspectos del cuerpo, y no es de sorprender que las emociones, tanto negativas como positivas, también llegan a tener impacto en nuestra memoria, principalmente en nuestros recuerdos.

De hecho, es probable que en algunos casos la memoria se vea potenciada o influenciada por las emociones, que nos ayudarían a almacenar algunos recuerdos de maneras más específicas e incluso más fácilmente. 

Esto se debe, según han demostrado diferentes investigaciones, a que las zonas del cerebro que están encargadas de la memoria y el guardado de recuerdos, están estrechamente relacionadas con las zonas encargadas de modular las emociones.

(foto: freepik)

La depresión puede desgastar nuestros recuerdos

Sin embargo, no solo las emociones son capaces de tener un efecto en los recuerdos almacenados, ya que algunos problemas, como la depresión, también podría hacerlo, aunque de manera negativa.

Un equipo de investigación de la Universidad Brigham Young, en Utah, encontró que el hecho de padecer depresión, podría causar que nuestros recuerdos almacenados se desvanecieran y desgastaran, pues los vuelve imprecisos y con falta de detalles.

Esto podría ocurrir principalmente debido a que la depresión está asociada con una alteración en el hipocampo, una estructura cerebral encargada de almacenar los recuerdos que pueden ser expresados de forma verbal.

La alteración en cuestión consiste en una disminución en el tamaño del hipocampo, lo que significa que existen menos neuronas y una disminución de la capacidad, que podría ser causada por dos razones:

  • La causa de la depresión ocasiona también una disminución en la cantidad de neuronas cerebrales.
  • Debido a una falta de estimulación cerebral producto de las actitudes y estilos de vida adoptados por la depresión, el encéfalo se encoje. 

(foto: freepik)

La depresión podría influir negativamente en la memoria

Según otros estudios, uno de 2013 y uno más de 2015, se ha detectado que la depresión podría afectar la memoria, principalmente la memoria de corto plazo, lo que podría ser ocasionado por la falta de atención ocasionada por el padecimiento en sí, o por otros síntomas como:

  • Falta de interés.
  • Descanso inadecuado.
  • Estrés o ansiedad.

De hecho, se ha llegado a suponer que los síntomas que acompañan a la depresión, como la apatía, serían los principales responsables en la pérdida de los recuerdos, principalmente los que han sido previamente almacenados.

Esto se debería a que la apatía o los sentimientos negativos experimentados reducen la cantidad de estímulos cerebrales que pueden reactivar los recuerdos previamente almacenados, lo que causa que los vayamos olvidando, y nos olvidemos de los detalles.

(Con información de: Healthline, Saber vivir, Ahora centros.)