¿Te ha pasado que te paras de la cama sin ganas de hacer nada y que el solo hecho de tener que seguir una rutina matutina te pone de muy mal humor? ¿Conforme pasa el día se te va quitando esa sensación de desgano y tristeza?

Tal vez podrías padecer lo que se conoce como variación diurna del estado de ánimo, que forma parte de los síntomas de la depresión clínica, específicamente del subtipo de melancolía. Cabe alcarar que no es un diagnóstico, sino un síntoma de la depresión que le sucede a algunas personas al despertar. 

La razón por la que odias las mañanas 

Tener un bajo estado de ánimo al despertar es síntoma de la depresión que todos conocemos, la cual se define como un trastorno del estado de ánimo en el que ocurren sentimientos continuos de tristeza, desesperación y pérdida de interés por actividades que antes eran placenteras. 

(Foto: Especial)

Para las personas que experimentan variaciones diurnas del estado de ánimo, además de los síntomas de depresión comunes, se añaden síntomas de la depresión melancólica con mayor intensidad por la mañana y se nota una mejoría gradual a medida que avanza el día.

Las personas que despiertan con un bajo estado de ánimo y que de por sí sufren depresión pueden sentir que los síntomas de su padecimiento empeoran en la mañana. Otros síntomas que experimentan las personas con esta variación diurna del estado de ánimo son:

  • Irritabilidad o frustración con facilidad
  • Letargo y cansancio extremo al despertar, lo que dificulta completar tareas cotidianas o rutinas de mañana 
  • Tienen poco o ningún entusiasmo o interés en el día que tienen por delante, incluso si se han planeado actividades placenteras
  • Problemas de concentración
  • Cuesta despertarse o levantarse de la cama
  • Se duerme más de lo normal 

¿Por qué hay una bajo estado de ánimo en la mañana?

Las causas del bajo estado de ánimo en la mañana no están enteramente claras. Sin embargo, una teoría es que estas variaciones ocurren como respuesta al ritmo circadiano, que es un patrón natural de variaciones en la vigilia, la temperatura corporal, la presión arterial y los niveles hormonales que experimenta el cuerpo durante un día de 24 horas.

Las personas con depresión son vulnerables a las irregularidades en su reloj interno y en sus patrones de sueño. También se conoce que hacer cambios para intentar estabilizar las relaciones entre el sueño, la vigilia, la alimentación, el ejercicio, las horas de las comidas y el horario de la medicación puede disminuir el impacto de la variación diurna del estado de ánimo.

(Foto: Especial)

¿Cómo se puede tratar? 

Como con el resto de los problemas de salud mental, lo mejor es acudir con un especialista en dichos trastornos, ya sea un psicólogo o un psiquiatra. El tratamiento puede incluir psicoterapia, medicamentos o suplementos. 

Estos son algunos tips que te pueden ayudar si sufres de una bajo estado de ánimo en la mañana

  • Evita estimulantes: no bebas alcohol o bebidas con cafeína antes de dormir. 
  • Crea un espacio de relajación para dormir: Haz que tu dormitorio favorezca el descanso y la relajación. Que sea tranquilo, fresco y oscuro. No realices ninguna actividad en tu cama que no sea dormir o tener relaciones sexuales. El cerebro asocia la cama con lo que se hace en ella.
  • Apaga las luces: Además de apagar la luz de tu habitación, también apaga todos los dispositivos de tu cuarto que puedan generar luz, como tu celular, la televisión o la computadora. Mientras más oscuro esté el ambiente, mejor podrás conciliar el sueño y descansar. 
  • No tomes siestas: Si no puedes prescindir de ellas, procura que las siestas sean cortas. Evita hacerlas a última hora del día, ya que pueden afectar al sueño nocturno.
  • Muévete: Hacer ejercicio con regularidad te ayuda a manejar tu humor y puede mejorar tu calidad de sueño. Si no quieres hacer ejercicio en la mañana, por lo menos trata de ejercitarte 4 horas antes de que te vayas a dormir
  • Apégate a un horario estricto para dormir: Si no puedes prescindir de ellas, procura que las siestas sean cortas. Evita hacerlas a última hora del día, ya que pueden afectar al sueño nocturno.

SIGUE LEYENDO: 

(Con información de VeryWell Mind)