El diazepam es un medicamento utilizado para tratar efectivamente principalmente problemas de ansiedad, aunque también llega a utilizarse para atender otras condiciones de salud; a pesar de su efectividad, es importante saber que el diazepam puede tener efectos secundarios que se deben conocer.

(foto: freepik)

¿Para qué se utiliza el diazepam?

El diazepam es un fármaco que es utilizado principalmente para tratar la ansiedad, así como la agitación que puede causar la abstinencia de alcohol y otros problemas neurológicos, como la parálisis cerebral.

Pertenece a una clase de medicamentos llamados benzodiazepinas, cuyo efecto ocurre a nivel del cerebro, calmando la sobreactividad que existe ahí y que puede llegar a ser anormal, por lo que incluso llega a ser utilizado para tratar convulsiones.

(foto: pexels)

¿Qué efectos secundarios causa el diazepam?

Sin embargo, a pesar de lo útil que puede ser, el diazepam puede tener efectos secundarios no deseables, que incluso podrían llegar a ser graves, por lo que es recomendable conocerlos para evitar riesgos:

  • Somnolencia.
  • Mareos y/o náuseas.
  • Cansancio.
  • Dolor de cabeza.
  • Debilidad muscular.
  • Boca seca.
  • Confusión.
  • Estreñimiento.
  • Dificultad para orinar o idas frecuentes al baño.
  • Cambios en el deseo o capacidad sexual.

Si alguno de estos efectos secundarios se presentan con gran intensidad, son recurrentes y no desaparecen, es necesario informar al médico de ellos para evitar complicaciones más graves.

Hay efectos de mayor gravedad

En algunos casos, el diazepam puede causar efectos secundarios que pueden ser mucho más graves que requerirán de atención médica de emergencia para evitar complicaciones como la muerte:

  • Pérdida en el control de movimientos corporales.
  • Temblor incontrolable en alguna parte del cuerpo.
  • Dificultad para hablar.
  • Respiración y pulso lento.

(foto: pexels)

Lo que hay que considerar al tomar este medicamento

Es importante decir que este medicamento no puede ser utilizado por algunas personas, como embarazadas que se encuentren en el primer trimestre del embarazo o mujeres que estén en el período de lactancia, entre otras, que deben ser alertadas al médico.

También, existen problemas que pueden aparecer si se mezcla diazepam con otros medicamentos o productos para la salud, por lo que es sumamente relevante comentar con el especialista si se consumen y si se tienen otras afectaciones de salud.

El diazepam nunca debe ser consumido sin una prescripción y vigilancia médica, ya que existe la posibilidad de que se genere dependencia física o mental, principalmente si no se siguen dosis adecuadas o si se consume fuera de los tiempos recomendados.

(Con información de: Medline Plus, Facultad de Medicina UNAM, Vademecum.)