Para poder relajarte y tener una mente más tranquila, no es necesario hacer imposibles, de hecho, hay estudios que han demostrado que podemos alcanzar dichos objetivos con la ayuda de algunas plantas medicinales y seguras, entre las que se encuentra la pasiflora.

(foto: freepik)

La planta con efectos calmantes

Una de las plantas medicinales que más se ha utilizado durante siglos, y que parece tener importantes efectos en la relajación, es la pasiflora, una planta trepadora de fácil cultivo, que parece tener efectos sedantes y ansiolíticos.

La pasiflora, indica Cancer Care of Western New York, es considerada una planta cuyo consumo es seguro, y que puede ser útil para tratar a aquellas personas que padecen de problemas relacionados a ansiedad, e incluso para aliviar problemas de dependencia a medicamentos.

Utilizada de la manera correcta y segura, siguiendo las recomendaciones adecuadas, la pasiflora puede ser utilizada tanto adultos como en niños, siempre y cuando sean mayores a los seis años.

(foto: freepik)

Los grandes beneficios de la pasiflora

Los componentes activos de la pasiflora (fitoesteroles, flavonoides, alcaloides, heterósidos, calcio y azúcar), suelen tener un impacto positivo en la salud de quienes la beben de forma indicada, principalmente a nivel emocional e incluso psicológico.

Estos compuestos en la planta, le confieren cualidades que ayudan a la relajación, ya que pueden contribuir a calmar la mente y el organismo.

Se ha considerado que la pasiflora es una planta medicinal que resulta muy útil para tratar casos que tengan relación con intranquilidad, inquietud e irritabilidad, por lo que puede ofrecer beneficios como:

  • Alivia el insomnio, y ayuda a conciliar el sueño.
  • Contribuye a disminuir el estrés mental (síntomas leves).
  • Mejora los síntomas causados por la ansiedad o nerviosismo, disminuyéndolos.

(foto: freepik)

¿Qué precauciones tener al consumirla?

Eso sí, el consumo de la pasiflora debe ser cuidadoso, ya que aunque es considerado seguro ingerirla, si se hace de forma incorrecta o sin tener consideraciones adecuadas, podría dar efectos secundarios;

  • No se debe tomar durante embarazo o lactancia, pues los alcaloides pueden tener efectos negativos en el bebé.
  • En un día no se deben beber más de 3 tazas de infusión, ni ingerir más de las dosis recomendadas.
  • Su consumo está prohibido en personas que además sigan un tratamiento con sedantes o ansiolíticos, pues sus efectos pueden ser alargados.
  • Seguir siempre las instrucciones de los productos que la contengan.
  • Si se tiene o se ha notado alergia a sus componentes, así como efectos secundarios (mareos, somnolencia, confusión) debe evitarse.

(Con información de: Salud Mapfre, Infobae, Elsevier, MayoClinic, Webconsultas, Cancer Care of Western New York, PiLeJe Laboratorio.)