La meditación, realizada de forma regular, puede ayudar a que estemos más tranquilos y en paz con nuestro entorno, pero parece ser que eso no es todo, ya que esta práctica también tiene beneficios importantes en la salud y el bienestar de nuestro cerebro.

(foto: freepik)

La meditación puede tener efectos muy positivos en el cerebro

Diferentes estudios han comprobado que la meditación regular tiene la capacidad de influir positivamente en la conducta y activación de nuestro cerebro, potenciando nuestro bienestar mental y general.

La psicóloga Laurie Santos, profesora en la Universidad de Yale, Estados Unidos, asegura que esta actividad, realizada por al menos 10 minutos al día, podría reducir la activación de áreas del cerebro que llegan a hacernos divagar y pensar de manera constante.

Según la experta, además de evitar justo esto (es decir, divagar), también se ha observado que beneficia las conexiones neuronales que existen entre diferentes partes del cerebro, por lo que en general, parece ser una actividad que impacta positivamente para tener un cerebro más sano.

(foto: freepik)

¿Cómo ayuda a nuestro cerebro?

Los especialistas, incluida la psicóloga Santos, explican que esta capacidad que tiene la meditación para influir en nuestra actividad cerebral, es lo que nos puede dar los mejores beneficios.

Por un lado, se ha observado que meditar de forma regular puede ayudar a:

  • Estar más presentes.
  • Evitar que seamos infelices
  • Aumenta la concentración
  • Potencia la memoria
  • Mejora el sistema inmune

Además, los efectos positivos de la meditación pueden durar incluso hasta ocho semanas, según han indicado estudios realizados en personas que la practican de forma regular.

(foto: freepik)

Los 5 beneficios que meditar da a nuestro cerebro

Los cambios cerebrales que ocurren gracias a la meditación, pueden quedar reflejados en la forma en que operan nuestras neuronas y la manera en que llegan a procesar la información que nos rodea.

A continuación, te mostramos 5 de los principales beneficios que esta práctica tiene para nuestra mente y cerebro:

  • Mejora la concentración. 
    Nos ayuda a focalizar la atención en una tarea durante cierto tiempo, de manera ininterrumpida, ya que, según estudios, al meditar se estimula la producción de un neurotransmisor (GABA) que inhibe al sistema nervioso central (cerebro y médula espinal), evitando que nuestra atención se divida.
  • Es más fácil tolerar el dolor.
    Pues aunque con la meditación no se elimina el dolor, sí que nos permite contemplarlo desde otra perspectiva y permite que no nos domine, ni nos asfixie; contribuye a que el dolor físico pueda ser más soportable, y que nuestro umbral de tolerancia al dolor aumente.
  • Puede beneficiar la autoestima y la conciencia de uno mismo.
    Ya que desacelera nuestro pensamiento, da lugar a una reflexión más profunda de nosotros mismos sin juzgarnos, permitiendo así que encontremos cosas buenas y características positivas que antes quizás no considerábamos.
  • Se descansa mejor. 
    Principalmente porque se ha demostrado que la meditación puede disminuir los niveles de estrés y/o ansiedad, lo que deja al cuerpo en un estado de relajación que permite conciliar el sueño de forma más fácil, teniendo un sueño más reparador.
  • Mejora nuestro bienestar general. 
    Por medio de ofrecernos la capacidad de tener estados de equilibrio y relajación mental, que también impactan en lo emocional, pues se producen endorfinas; además, evitar que nuestro cerebro divague también evita que entremos en estados de tristeza o malestar emocional.

(Con información de: Psicología y Mente, BBC, Business Insider.)