¿Alguna vez te has preguntado si tu perfeccionismo puede ser el inicio o el síntoma de una enfermedad mental como el trastorno obsesivo-compulsivo

¿Tienes tu closet meticulosamente ordenado, no soportas el desorden y planeas cada hora de tu vida? Muchas personas que se identifican con una de estas cosas se autodenominan como obsesivos-compulsivos, pero ¿qué tan cierto es eso?

El término trastorno obsesivo-compulsivo regularmente es subestimado y utilizado como sinónimo de muchas conductas que en realidad son normales o que no tienen nada que ver con un trastorno mental.

(Foto: Especial)

El trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad caracterizada por pensamientos y conductas obsesivas que pueden dificultar el día a día de una persona. No es algo que se deba tomar a la ligera, pues muchas personas sufren realmente por este padecimiento.

La principal diferencia entre el TOC y las conductas perfeccionistas es que las personas con dicha enfermedad quieren ponerle un alto a su comportamiento y no pueden. Mientras que las personas perfeccionistas no quieren cambiar su forma de ser porque les confiere algún tipo de recompensa.

¿Qué es ser perfeccionista

Ser perfeccionista es un rasgo de la personalidad que involucra llevar a cabo ciertos rituales que se siguen de forma rígida pero que no necesariamente se hacen por ansiedad sino como una forma de sentir que se tiene el control de las cosas. 

Una persona perfeccionista tiene altas expectativas para él mismo y para los demás; este rasgo de personalidad se asocia con una buena organización y un comportamiento basado en metas. El perfeccionismo puede llevar a la excelencia o a tener estándares imposibles de alcanzar, lo que lleva a una decepción permanente. 

Un perfeccionismo poco saludable puede llevar a:

  • Problemas en las relaciones por querer cumplir con altas expectativas
  • Agobio mental o pérdida de sueño 
  • Ansiedad, estrés, baja autoestima
  • Dejar de hacer cosas por miedo a la imperfección

(Foto: Especial)

¿Qué es el TOC?

El trastorno obsesivo-compulsivo es un trastorno mental que involucra la repetición de pensamientos indeseados que le causan ansiedad a una persona. Para reducir dicha ansiedad, la persona realiza una acción o ritual de forma compulsiva que no necesariamente se relaciona con el miedo que está tratando de superar. 

Los comportamientos se pueden manifestar de diferentes formas como tener miedo a los gérmenes o contar cosas. La persona se obsesiona con una cosa y se siente obligada a hacerla por miedo a qué pasaría si no lo hace aunque sepa que no es algo racional. 

¿Cuál es la diferencia entre perfeccionismo y TOC?

Aunque una persona perfeccionista puede tener TOC y viceversa, no siempre están relacionados. La clave para distinguirlos es cómo se siente una persona acerca de los rituales y hábitos que tiene. 

Mientras que una persona con perfeccionismo pueda sentirse desorganizado o sucio si no limpia su escritorio, una persona con TOC experimenta un miedo mucho peor. Además de que una persona con TOC quiere detener su comportamiento pero no puede, a diferencia de un perfeccionista, que más que no poder, no quiere detenerse. 

Sin embargo, un perfeccionista puede tener TOC. De hecho, la investigación sugiere que el perfeccionismo puede predecir el TOC en una persona. 

SIGUE LEYENDO:

(Con información de Cleveland Clinic)